Contacto

Use nuestro formulario de contacto para cualquier tipo de consulta o visite nuestros foros.

Nuestro sitio

¿Desea conocer mejor nuestro sitio?

No somos una página comercial y por lo tanto, no hacemos negocio alguno con ella, tampoco hacemos investigaciones a título particular ni heráldicas ni genealógicas.

En redes sociales :

Marroquín

La extensa investigación familiar de este apellido ha sido efectuada por D. Íñigo Marroquín, quien nos ha suministrado la valiosa información obtenida y nos ha autorizado su publicación. En nombre propio y en el de los visitantes, muchas gracias por ello.

Origen del apellido Marroquín

 

Apellido Vizcaíno del siglo XIII que procede de los de Ayala y Salcedo.

 

El primer Marroquín fue D. Sancho Ortíz de Salcedo, nacido en Montehermoso (actualmente llamado Monte Arzabe del municipio de Zalla, en la comarca de las Encartaciones) hacia el año 1188, y era hijo de D Fortún Sanz de Ayala y Salcedo, Señor de Ayala, Salcedo, Orduña, Zuya y Urcabustaiz y de María Sánchez de Santa Marina de Güeñes.

 

D. Sancho, fue uno de los pocos caballeros vizcaínos que acompañaron al Conde de Vizcaya, D. Diego López de Haro, en su corto exilio a Marruecos durante el año 1205. Debido a que tuvo que prolongar su estancia en Marrakech al quedar como rehén del rey almohade para asegurar el pago de las deudas que había contraido la delegación vizcaína, sus propios ex-compañeros de viaje le dieron a su vuelta el mote de "el Marroquín" mote que fue adoptado en generaciones posteriores en apellido. Tras la batalla de las Navas de Tolosa contra quien lo retuviera en cautiverio y por destacarse notablemente en el combate, recibió de manos del Rey Alfonso VIII y del Conde de Haro numerosas concesiones, privilegios en Vizcaya. Heredó el Señorío de Salcedo a la muerte de su padre en 1228.

 

De él y de sus descendientes proceden no sólo el apellido Marroquín (con solar en la Torre y Palacio de Montehermoso de Salcedo), sino otros como el de Muñatones, Mendieta, Salcedo (la rama original de este apellido desapareció tras la muerte de Juan Sánchez de Salcedo, en 1332), Lobo, Sopelana, Achega, Ayo, Ortiz de Mioño y Pérez de Mioño, Ondazarros, Guriezo y otros menores.

 

De la rama original del valle de Salcedo proceden las de Sámano, Mioño y Castro (S XIV), Guriezo, Sopelana, Luyando y Ayala (s. XV) y con posterioridad las de Mena, Bureba, Sevilla y Navarra (s. XVI). Durante el mismo s. XVI el apellido se extendió por Centro América (Guatemala, Méjico y Cuba) y posteriormente por el resto del continente.

Marroquín 1

 

Escudo general del apellido Marroquín

 

Armas

 

1.- De oro, cinco panelas de sinople (verde) puestas en sotuer (aspa).

 

Estas curiosas figuras heráldicas, que sólo aparecen en las armas de linajes de origen vascongado, se incorporan a los escudos a finales del siglo XII. Fueron adoptadas por los Mendozas y Guevaras tras la célebre batalla que en la sierra de Arrato (Álava) enfrentó a ambas Casas alavesas y sus linajes allegados. Cuenta la leyenda que el río Bayas, que nace cerca de esa sierra, se cubrió con la sangre de los caballeros que allí combatieron, sangre que se mezcló con las hojas caídas de los álamos que crecen a sus orillas y que estaban cubiertas por el polvo gris del camino que los caballos levantaban durante la batalla. De ahí que las célebres panelas (hojas de álamo blanco) de plata sobre fondo rojo fueran adoptadas como escudo, primero por los Guevaras, y más tarde por los Mendozas; pues si bien cayeron derrotados en la mencionada batalla, lograron al poco tiempo una simbólica victoria contra sus enemigos junto al mismo palacio fortificado de los Guevara . De los Mendoza, pasaron por emparentamiento a otra importante familia de la Llanada alavesa : los Hurtados de las torres de Mendívil, Hueto, Estarrona y Mártioda que en ocasiones se funden para constituir un solo apellido: Hurtado de Mendoza. La razón por la cual pasó a los Ayala-Salcedos, y por consiguiente a los Marroquines, la da Javier de Ybarra y Bergé en su estudio sobre la casa de Salcedo de Aranguren:

" Rodrigo Sanz de Salcedo (tío de Sancho Ortiz Marroquín), venció junto al Zadorra, a Don Pedro Hurtado de Mendoza, matándole y quitándole el ganado que él llevaba y ganándole las panelas, las cuales traen los Salzedos y Guevaras".

Al escudo original de los Salcedos - En campo de oro dos sauces verdes sobre ondas de azur y plata- sobrepuso Rodrigo, en recuerdo de su acción, un escudete con cinco panelas verdes en campo de oro y los siguientes versos:


"Al Escudo Salzedano
De dos Salzes sobre un río,
Añadí con mucho brío,
Las Panelas con mi mano".

 

Sabemos, como hemos podido ver al hablar del primer Marroquín, que las cinco panelas sobre fondo de oro (desligadas por tanto de las otras enseñas salcedanas) eran las armas personales de Sancho Ortiz Marroquín de Montehermoso, VI Señor de Salcedo.

De los Marroquines pasaron a los Muñatones , Sopelanas, Áchegas (o Atxegas) , Del Monte, Jabata, Lacabex, Lobos, Mendietas, Ortiz de Mioño, Pérez de Mioño e incluso volvieron a pasar a los Salcedos pues todos ellos eran linajes descendientes de Montehermoso. También deben las panelas a los Marroquines, otros pequeños linajes de Cantabria como los Trebuesto de Guriezo, y los Sámanos del valle del mismo nombre, y que posiblemente fueran Marroquines que tomaron el topónimo como apellido dejando el suyo original . Algo parecido ocurrió con los Luyando de Álava que descienden de los Marroquín de Salcedo de la torre ayalesa de Ayo de Luxaondo, y cuyo escudo de armas ostenta en la primera división 10 panelas entre dos sauces y en la segunda cinco más brochantes a un árbol con una mano que luce unos grillos sobre él.

Debido a que Fortún (Hurtado) Sanz de Salcedo, padre del primer Marroquín y Señor de Ayala y Salcedo, se contó entre los quinientos caballeros que al mando del Señor de Vizcaya tomaron Baeza el 30 de noviembre, día de San Andrés, de 1227, los Ayala-Salcedo añadieron una orla o bordura de gules con ocho aspas o cruces de San Andrés en oro a los escudos de ambas casas. De él se dijo:

 

"Ocho aspas en campo rojo
Fortún de Salcedo orló,
cuando con sublime arrojo,
de Baeza con enojo
a los moros arrojó".

 

Es por ello por lo que en algunas ocasiones suelen aparecer las armas de la familia con esa modificación.

También puede ocurrir, como es el caso de un edificio de Viana (Navarra) que pertenecía a los descendientes de Juan Marroquín (de Montehermoso), vecino de esta villa en 1533, que las panelas se representasen en la primera partición, mientras que en la otra aparecen los dos lobos de Ayala puestos en palo y con la bordura de gules con las ocho cruces de San Andrés. (ver fig. 25). Otras veces, como pudimos ver en un edificio del barrio de Boar de Guriezo, el escudo principal del apellido aparece tronchado por una banda (¿ Referencia a la Orden de la Banda?), separando las panelas con tres en la parte alta y dos en la baja dispuestas en banda.

Marroquín 2

 

Escudo de Marroquín de Montehermoso

 

Armas

 

2.- De oro , con un sauce raigado de sinople. Escudo que al igual que en el caso anterior existía en el solar que ocupó el Palacio de Montehermoso de Güeñes y que hoy se conserva, aunque muy deteriorado, en el interior del palacio de Salcedo de la Quadra o de Arrieta - Mascarúa, frente al lugar que antaño ocupara el citado edificio. El sauce como distintivo de los linajes originarios del valle de Salcedo es muy común, ya se dice que D. Rubio de Arangoiti, primer Salcedo, llevaba como escudo dos sauces con los mismos esmaltes que el de Montehermoso . El escudo de Montehermoso puede fecharse también en la primera mitad del siglo XIII.

Marroquín 3

 

Escudo de Marroquín, posiblemente del valle de Carranza y Mena.

 

Armas

 

3.- De plata, un moro con cadena de sable (de azur -azul- según otros autores) moviente de flanco siniestro. Bordura de gules (rojo) con cuatro sotueres de San Andrés en los ángulos y las siguientes letras: M.A. en el jefe. R.O. en el flanco siniestro, V.I. en la punta, y C.S. en el flanco diestro. Parece relatar la estancia en Marruecos del primer Marroquín. Las cruces de San Andrés fueron adoptadas por aquellos que participaron en la toma de Baeza el día del santo de 1227, o por sus descendientes, como era el caso. Como personalmente he podido comprobar, en ciertos archivos de Vizcaya algunos de los descendientes de esta rama de la familia figuran indistintamente con el apellido "Marroquí" o el de Marroquín.

Marroquín 4

 

Escudo de Marroquín de Salcedo.

 

Armas

 

4.- Partido, primero de plata con un sauce de sinople, y segundo, también de plata con las cinco panelas de sinople puestas en sotuer. Mezcla los dos símbolos principales de la familia, las panelas de los Ayala-Salcedo y el sauce, distintivo de los linajes descendientes del Conde de Arangoiti (primer Salcedo). Es probable que éste fuera el escudo de la Torre de Mendieta de Zalla la más importante, después de la de Montehermoso, de las que los Marroquines tuvieron en el valle de Salcedo.

Marroquín 5

 

Escudo de Marroquín de Guriezo.

 

Armas

 

5.- Cuartelado; presenta en el primero y cuarto cuarteles un roble de sinople en campo de oro; en el segundo y el cuarto las panelas en gules, dispuestas en sotuer (aspa) sobre campo de plata. Otros autores dan este mismo escudo pero cambiando los cuarteles (1º y 4º para el roble y 2º y 3º para el roble). Este escudo puede observarse sobre la entrada principal de la torre-palacio de Marroquín y ferrería de Layseca en Guriezo (Cantabria). Ver lámina 27.
 

Era el escudo de la rama principal de la familia en el citado valle. Dicha colonia Marroquina tuvo su origen (hacia 1370) en Mari Sánchez Marroquín de Montehermoso, hija del tercer Pariente Mayor de los Marroquines quien emparentó con uno del linaje de Layseca. Sus descendientes, sin embargo, adoptaron el apellido de la madre dejando el de Layseca, si bien los Marroquines herederos de la torre principal eran tan bién conocidos como Marroquín de Layseca.

Marroquín 6

 

Escudo de Marroquín de Sámano
(¿y Castro Urdiales?).

 

Armas

 

6.- De oro, un sauce de sinople acompañado en la diestra de dos panelas de sinople y de otras tres, de igual color, y dispuestas dos y una, en el flanco siniestro. El sauce aparece superado por una mano que empuña unos grillos en su color natural .

Marroquín 7

 

Escudo de Marroquín de Montehermoso.
(Rama de la Bureba).

 

Armas

 

7.- De gules, un castillo de oro aclarado en azur, surmontado de una flor de lys de igual color, y acostado de dos hojas de higuera de sinople perfiladas en plata, y otra más sobre la puerta. De la parte derecha de la torre del homenaje sale un brazo armado con espada de plata y de la izquierda un brazo de oro con unos grillos de plata. Ondas de azur y plata en la base.

 

Se trata seguramente de un escudo tardío, hacia el siglo XVI, ya que parece ser típico de la época relatar la historia del linaje por medio de las armas, como aquí ocurre, pues los grillos hacen referencia a la etapa de "prisión" de Sancho Ortiz, el brazo armado a su condición de caballero, la torre y las hojas de higuera parecen identificar a la torre de Montehermoso (que según quienes la conocieron aún en pié estaba, efectivamente, rodeada de higueras). Por otro lado, las ondas son las mismas que Vicente de Cadenas da como pertenecientes a los Marroquines de Montehermoso (ver figura 15). La flor de lys, o la cruz flordelisada solía ser distintivo de los linajes que pelearon en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212 como ocurre en este caso.

Marroquín 8

 

Escudo de armas de Marroquín

 

Armas

 

8.- Derivado del anterior pero variando los esmaltes. siendo el campo de oro, el castillo en su color natural y aclarado de plata (ventanas y puerta en plata). El brazo armado es de azur y el de los grillos de gules. Flor de lys en azur y hojas de higuera de sinople (la central perfilada en plata). No ostenta las ondas de azur y plata.

Marroquín 9

 

Escudo de armas de Marroquín de Álava y Cantabria.

 

Armas

 

9.- En campo de gules siete bezantes de oro dispuestos en dos palos de tres y uno en la punta.

 

Diversos heraldistas como Juan Francisco de Hita o Endika de Mogrobejo lo adjudican a una rama alavesa y cántabra de la familia. Personalmente no tengo constancia de la posible presencia de este escudo en ningún edificio cántabro de la familia. Podría referirse, quizás, a las armas de los Marroquines del valle de Mena, ya que en la parte oriental del valle, que limita con el valle de Ayala, de Álava, y que en la época que nos ocupa dependía administrativa y judicialmente de Castro-Urdiales (Cantabria), se asentaba una importante colonia de Marroquines. En cuanto a su pertenencia a Marroquines de Álava, desconocemos a quiénes pudieran pertenecer, pues los Marroquines que hoy habitan Álava proceden en su totalidad de la colonia originaria de Salcedo, que se asentó en la Bureba en el siglo XVI. Tal vez se tratara del escudo de algunas familias que tiempo después de la conquista de Navarra (1512) se establecieron en Labastida (Rioja Alavesa) , pues otros integrantes de esa misma expedición, asentados en Viana también lucían los bezantes en sus piedras armeras (ver nº 23). En las figuras 17,18 y 19 veremos otros dos escudos pertenecientes a Marroquines alaveses del valle de Ayala, que sin embargo, adoptaron el nombre de Mendietas .

Marroquín 10

 

Escudo de armas de los Sopelana.

 

Armas

 

10.- En campo de oro dos llaves de azur (otros de sable), puestas en sotuer. En los huecos del aspa cuatro panelas de gules que son de Marroquines.

 

Hemos incluido aquí este escudo pues el linaje de Sopelana tiene su origen directo en los Marroquines de Montehermoso hacia finales del siglo XIV. Así, en 1515, Gonzalo Martínez de Sopelana, en su testamento pide ser enterrado en la iglesia de San Pedro - de la que por ser patronos tomaron las llaves del escudo -, "junto a su quinto abuelo Fortún Astech (Marroquín) de Montehermoso de Salcedo, Señor de Sopelana", quien era hijo de Lope Martínez de Ondáçarros de Salcedo, un Marroquín de Montehermoso según Lope García de Salazar (seguramente hijo bastardo de Sancho Ortiz Marroquín de Montehermoso, III Pariente Mayor de los Marroquines) que tomó el nombre del lugar en el que levantó la torre de Ondozorrotz u Ondázarros al pie de la colina conocida como la Jara en el municipio de Güeñes . Este mismo escudo lo hemos podido ver dibujado con estos otros esmaltes: en campo de gules, con las llaves y panelas de oro.

Marroquín 11

 

Escudo de Marroquín, de Salcedo y Guriezo.

 

Armas

 

11.- Partido; el primer cuartel, de plata con las cinco panelas de gules en sotuer. El segundo, de oro un roble de sinople.

 

En Guriezo pudimos observar la presencia de estas armas en los cuarteles de algunos escudos, y es notorio que de éste escudo se deriva directamente el que aparece en el palacio y ferrería de Marroquín de Layseca (nº 5). Sin embargo, también se tiene como perteneciente a los Marroquines de Salcedo. Por todo ello se puede suponer que es anterior a la aparición de aquella rama de Cantabria, es decir de finales del siglo XIII o principios del XIV.

Marroquín 12

 

Escudo de Marroquín.

 

Armas

 

12.- En campo de plata, una banda de gules engolada en boca de dos dragantes de sinople.

 

Este escudo fue adoptado por los caballeros de la Orden de Caballería de la Banda, creada en 1332 por el rey Alfonso XI en la villa de Vitoria-Gasteiz. Este escudo pertenecería probablemente a Sancho Marroquín, III Señor de Montehermoso, quien participó en 1344 en la toma de Algeciras, combatiendo al lado de ese monarca castellano. De él pasaría a sus descendientes, entre ellos la rama de los Marroquines de Guriezoque tiene su origen en su hija Mari Sánchez Marroquín. En ocasiones, dado que este escudo era común a todos los caballeros de la orden, y para identificar a los Marroquines se representan estas mismas armas acompañadas de las cinco panelas de sinople en el cantón siniestro del jefe (lámina 24) y dos flores de lys en banda en el cantón diestro de la punta . Figura también en las armas del escudo del primer Obispo de Guatemala D. Francisco Marroquín (1499-1563) que como sabemos pertenecía a la rama de Guriezo, si bien él nació en el valle de Toranzo. En algunos casos, el campo del escudo pasaba a ser de oro, enlugar de plata.

Marroquín 13

 

Escudo de Marroquín.

 

Armas

 

13.- De oro, cuatro panelas de sinople puestas en dos palos de a dos.

 

Escudo derivado claramente del principal de la familia. Labayru y otros autores, dan este mismo escudo pero con el campo de azur, lo que se trata sin duda de un error, puesto que no es admisible en heráldica colocar color sobre color.

Figura en los cuarteles de algunos escudos del valle de Guriezo atribuidos a Marroquines ( fácilmente identificables por el brazo diestro que empuña unos grillos y que sale del yelmo que corona el escudo).

Marroquín 14

 

Escudo de Ortiz de Mioño -Marroquín de Sámano-

 

Armas

 

14.- Aunque desconozco cuales pudieran ser los esmaltes, la torre de Don Bergón de San Nicolás de Sámano, ostentaba este escudo que Mateo Escagedo atribuye a los Ortiz de Mioño o Marroquines de Sámano :

 

Cinco panelas en sotuer y una cruz de Caravaca en el jefe. Seguramente el campo fuera de oro, las panelas de sinople y la cruz de azur.

Marroquín 15

 

Escudo de Marroquín de Montehermoso o Montehermoso.

 

Armas

 

Según Vicente de Cadenas, los Montehermoso (mutilación del de Marroquín de Montehermoso que tuvo lugar a partir del siglo XVI o XVII) que poblaron Bilbao, y las ramas que de allí salieron hacia Barcelona y Nantes (Francia), tenían como escudo el siguiente:
 

En campo de plata, tres fajas onduladas de azur.

Marroquín 16

 

Escudo de Marroquín de Montehermoso.

 

Armas

 

16.- En campo de plata, dos lobos pasantes de sable dispuestos en palo. Bordura de gules con ocho aspas de San Andrés en oro.

 

Era el escudo personal de Fortún Sánchez de Salcedo, VI Señor de Ayala, quien, como ya hemos dicho al hablar del primer escudo, añadió las cruces de San Andrés para conmemorar la toma de Baeza en 1227. De él pasaron a su hijo, tal y como señala Argote de Molina "Las armas de Marroquín son las mismas que las de los Ayala, que son dos lobos negros en campo de plata y por orla ocho aspas de oro sobre fondo rojo". Estas armas aparecen en los cuarteles de varios escudos Marroquines, de Guriezo, Altable (Bureba de Burgos) y Viana (Navarra).

 

Los Lobo, que como hemos visto son Marroquines de Güeñes (Barrio de Sanchosolo de Salcedo) llevan este mismo escudo pero cambiando el campo, que pasa a ser de oro .

 

También los Ayala ostentaban por esa fecha otro escudo, ligera variante del que comentamos, pues los lobos se situaban sobre un árbol de sinople. Esta variante figura en la primera partición de un escudo de armas de Ábalos (La Rioja) que en su segunda partición lucía diez panelas dispuestas en tres filas de a tres y una en la punta (ver número 17). Aunque no tengo confirmación de la pertenencia de esta piedra armera a la familia Marroquín sí que sabemos que en esa localidad se afincó una importante colonia Marroquina tras la toma de Navarra. Curiosamente este mismo escudo era el que lucían los Señores de Vizcaya; otra prueba más del parentesco que unía a los Ayala con Haro.

Marroquín 17

 

Escudo de Marroquín de Luyando de Álava.

 

Armas

 

17. y 18 - En campo de plata, dos sauces de sinople, y entre ellos diez panelas de sinople en tres palos de a tres más una en la punta.

 

Este era, según José Luís de Vidaurrázaga, el escudo de uno de los Marroquines de la torre de Ayo de Luyando , "que hizo su casa en un alto, junto a un arroyo, frente a dos sauces e por eso los tomó como escudo". Comenta Micaela Portilla en su libro Torres y casa fuertes de Álava, que en 1642, aún se distinguía sobre la puerta principal del caserío ayalés de Ayo (que era -y es- lo que quedaba de la torre original) un escudo partido, "que en la primera parte tenía diez panelas verdes entre dos árboles, y en el segundo cinco corazones rojos (serían panelas) sobre un árbol y una mano con grillos sobre ella". La segunda partición citada (aunque seguramente se refiera sólo a los grillos), fue añadida, según Vidaurrázaga, por el emparentamiento de los Marroquines con los Luyandos, uno de cuyos vástagos estuvo preso en Francia, razón por la cual añadió los grillos al escudo; no obstante, la segunda partición es claramente Marroquína y la mano empuñando los grillos era también, como veremos, distintivo de los Marroquines siendo una referencia a la estancia de Sancho Ortiz en Marruecos y no a la prisión que sufrió el Capitán Luyando. Con posterioridad, esta antigua torre, que ha decir de antiguos escritos era de gran tamaño y rodeada de muralla, vinculó en los Mendietas de Ayala que eran también Marroquines.

Marroquín 19

 

Escudo de Marroquín de Mendieta de Álava.

 

Armas

 

19.- Indica también Vidaurrázaga, que la torre de los Marroquines de Mendieta de Ayala (Álava), en el pueblo de Mendieta - a un kilómetro del Santuario de la Encina de Artziniega-, ostentaba este otro escudo:

 

En campo azur una torre de plata surmontada de una flor de lys de idéntico metal y acostada de dos panelas de sinople (supongo que ribeteadas en plata). En la punta, ondas de azur y plata.

 

Esta torre, que ocupaba un lugar estratégico dominando un cruce de caminos que comunicaba el valle de Ayala con los de Gordejuela por una parte y el de Mena por otra, se haya en la actualidad muy reformada, aunque bien conservada. No obstante la adicción de elementos constructivos del siglo XVI-XVII y un escudo con las trece estrellas de los Salazares, que al parecer la adquirieron bastante tiempo después de terminar las luchas de banderizos, han hecho que actualmente esta antigua fortaleza, de un tamaño inusualmente grande, y que fue escenario de varias escaramuzas entre Marroquines y Salazares, sea erróneamente catalogada como Salazariega. Nada más lejos de la verdad, ya que en Las Bienandanzas e Fortunas, el mismo Lope García de Salazar hace referencia en varias ocasiones a la torre, como perteneciente a los Marroquines de Mendieta (llamados más tarde Mendietas).

 

Ayalés y de la casa de Mendieta era Francisco de Mendieta, autor de numerosos tratados sobre la nobleza de Vizcaya y Guipúzcoa, y obras de recopilación de la historia de Vizcaya, como la inédita "Annales de Vizcaya", escrita a finales del siglo XVII.

Marroquín 20

 

Escudo de Marroquín, de Salcedo y Guriezo.

 

Armas

 

20.- Otro de los escudos que los Marroquines recibieron de sus antepasados Salcedos, y que figuraba en la torre de Aranguren de Salcedo es el que a continuación pasamos a describir:

En campo de oro un árbol arrancado (en ocasiones al parecer erróneamente descrito como un roble cuando en realidad se trataba de un sauce) de sinople con cinco panelas de igual color puestas dos a los lados en palo y otra en el centro , brochante al tronco del árbol (en sotuer).

De los Marroquines, que fueron quienes construyeron esta torre, pasó a ser distintivo de los Zamudianos de Salcedo, por emparentar éstos con los descendientes de María Sánchez Marroquín de Salcedo, hija del VI Señor de Salcedo y fundador del linaje. En algunos lugares se dibujan además unas ondas de azur y plata debajo del roble (que también estaban en el escudo original de la casa de Salcedo), tal y como aparecen en los escudos 7, 8 y 18.


Estas armas aparecen dibujadas en el segundo cuartel de la lámina 23, y que al igual que el nº 24, han sido extraídos de un trabajo titulado: Hidalguía y Escudos del Real Valle de Guriezo realizado por Mª. Pilar Llama Zubieta.

Marroquín 21

 

Escudo de Guriezo (Marroquín) y Santa Cruz.

 

Armas

 

21.- Otros apellidos que tiene su origen directo en los Marroquines del valle de Guriezo son los de Santa Cruz y Guriezo. A este respecto hace referencia en una certificación, el cronista y Rey de Armas Don Francisco de Zazo y Rosillo, quien sin embargo se equivoca al situar a Guriezo en las Encartaciones vizcaínas y no en Cantabria .

La certificación firmada de mi mano y sellada con el sello de mis armas, en virtud de la facultad que Su Magestad (Dios le guarde) me tiene cocedida, está fechada en la villa de Madrid, a diez días del mes de octubre, año de mil setecientos treinta y seis, y dice así:

"Reconoce la mayor nobleza que nuestra católica Corona en su reino goza por madre a las Montañas de Cantabria, tanto que pueden gloriarse sus hijos por los más nobles y mejores del mundo, de tan antigua prosapia hallamos a los caballeros que se exornan con el apellido Guriezo, originario de ella, sita en el lugar de su nombre en las Encartaciones de Vizcaya, llamada casa y solar de Marroquina. De tan fértil tronco, quien duda las frondosas ramas que habrá dado, pues según las historias, se han hallado en las guerras de la batalla tan nombrada de Las Navas de Tolosa (1212), por lo que traen la Cruz, pues todos los que se hallaron en ella, la traen en señal de la milagrosa que se apareció en el cielo; de estos caballeros han salido diferentes partes y hallándose en batallas, cumpliendo como procedidos de tal tronco, sin haber querido mudar de Armas, pues todos los traían y usan de ellas."

 

Las armas a las que hace referencia el cronista y que en la actualidad constituyen el escudo del Real Valle de Guriezo, son las siguientes:

En campo de azur una cruz flordelisada de plata (recuerdo de la batalla de las Navas). Bordura de gules con ocho cruces de San Andrés de oro, en recuerdo de la toma de Baeza (1227).

 

Descendiente de los Santa Cruz de Guriezo era Martín de Santa Cruz, "capitán de mar en la Armada del mar Occeano", tal y como figura en un manuscrito, de autor anónimo, fechado en 1651 y en el que se recogen los nombres de los princiaples personajes que naturales de Castro Urdiales estaban en esa fecha al servicio del rey Felipe IV.

En un expediente de nobleza a favor de Santiago Saiz de Guriezo Escalante, fechado en 1676, se dice que dicho Santiago era hijo de Santiago Saiz de Guriezo y nieto de Martín Saiz de Santa Cruz de Guriezo de lo cual se demuestra que el apellido Guriezo procede del de Santa Cruz. También se menciona en dicho documento que: " Martín Saiz de Santa Cruz, vecino y natural que fue desta villa de Laredo, fue descendiente del valle de Guriezo, junta de Seña de este Bastón, de la Casa de Sayz que hay en el dicho valle y que se llama Casa Marroquina, sita en el barrio de Santa Cruz de dicho valle, y que por tal y sus ascendientes. como de Casa y Solar conocido de notorios hijosdalgo, han sido habidos y tenidos y comúnmente reputados en el dicho valle de Guriezo y dicha villa de Laredo; digan y den razón de lo dicho de Martyn Sayz de Guriezo y demás sus mayores y conocimiento de la dicha Casa del dicho barrio de Santa Cruz" .

 

Otros testigos que aparecen citados en este documento, y que se pronuncian en el mismo sentido son : Juan Marroquín de Trebuesto, Miguel Saiz de Santa Cruz, y Juan y Joseph de Salcedo, todos ellos, Marroquines.

 

Este mismo escudo aparece en el primer cuartel de una piedra armera atribuída a los Marroquínes en una casa del barrio de El puente en el mismo municipio de Guriezo.

 

Existe una variación de estas armas que aparece en otro edificio situado a pocos metros del antes mencionado (ver 27). En el segundo cuartel del escudo, que María Pilar Llama describe también en su estudio sobre la hidalguía y los escudos de armas del citado valle, aparece la cruz flordelisada con una bordura en la que aparecen las cadenas que rodeaban la tienda del caudillo Miramamolín en la Batalla de las Navas de Tolosa. Esta bordura catenada la ostentan también los Mendozas, participantes también en el combate.

 

Por último, comentaremos que en un memorial debido a Juan de Santander, fechado en la villa de Castro Urdiales en 1660, y relativo "a apellidos de los lugares donde ellos o sus antepasados los primeros que vinieron a esta Villa, fueron naturales" se hace referencia a "los Guriezo por aber venido del Valle de Guriezo, e siendo su apellido Marroquín" .

Marroquín 22

 

Escudo de Marroquín de Guriezo.

 

Armas

 

22.- Otro escudo, al que hemos hecho mención, que la historiadora Maria Pilar Llama apunta como perteneciente a los Marroquines del valle de Guriezo, y que aún hoy se puede observar en el edificio situado en el barrio de El Puente, es el siguiente:

 

Un caballero con armadura que porta una espada en la mano diestra y un escudo en la siniestra acompañado de cinco panelas puestas en palo, dos en la diestra y tres en la parte izquierda del escudo.

 

Desconocemos cuáles eran sus esmaltes, aunque probablememte fueran rojo para el campo y plata para las figuras.

Marroquín 23

 

Escudo de Marroquín de Montehermoso
(Rama de La Bureba y Navarra).

 

Armas

 

23.- Los Marroquines de Montehermoso que en 1512 participaron en la conquista de Navarra y que luego se asentaron en La Bureba (Burgos), Briones, Haro, Navarrete, y Viana (Navarra), ostentaban este escudo que aún puede contemplarse en un edificio de la villa:

 

Cuartelado; en el primer cuadrante, y en campo plateado, cinco panelas salcedanas de gules puestas en sotuer, en el segundo, con campo de oro, un árbol de sinople (con seguridad un sauce, primitivo escudo de Montehermoso) raigado, en el tercero cinco roeles o bezantes de oro puestos en aspa y sobre fondo de gules y en el último, con campo de plata, los dos lobos de Ayala de sable (negros) andantes y puestos en palo. En el mismo edificio existe otro escudo partido, con las panelas salcedanas en la primera división y los lobos de Ayala en la segunda, si bien en este caso aparecen estas armas con bordura y ocho cruces de San Andrés. En otra antigua casa cercana, pudimos observar otro escudo similar al que aparecía en el cuarto cuartel del 21 y que pudiera haber pertenecido a un Marroquín; consta de un brazo diestro con armadura y que empuña una espada, que aparece acompañado de las cinco panelas en idéntica disposición que en el caso anterior. Desconocemos cuál pudieran ser sus esmaltes, aunque posiblemente el campo fuera de gules y el resto de plata . Recordemos que en ese lugar tenía en 1821, una residencia otro Marroquín - en este caso de la poderosa rama de Sámano: D. Andrés María Ortiz de Mioño, Conde de Estradas, Marqués de Cilleruelo y Señor de la torre de Don Bergón de Sámano, sede Marroquina y solar de los Ortiz de Mioño en ese valle Cántabro.

 

Al parecer, la torre Marroquina de Aretxaga en Zalla, edificada en el siglo XV por un Marroquín de Montehermoso cuyo nombre no conocemos, obstentaba este otro escudo, al parecer también Marroquín: en campo de oro una torre en su color natural entre dos sauces de sinople y todo ello sobre un monte de igual color; en la punta dos lobos de sable puestos en banda, bordura de plata con una cadena ¿de gules?. Los sauces pueden hacer referencia a la procedencia directa de los Marroquines de los Salcedos originarios, los dos lobos serían los del escudo de los Ayala (símbolo que aparece en numerosos escudos Marroquines), la torre sobre el monte sería la solariega de Montehermoso y la bordura con las cadenas de las Navas de Tolosa es el símbolo que identifica a los linajes que tomaron parte en esa célebre batalla, como así sucedió con Sancho Ortiz Marroquín, primer Marroquín.

Marroquín 24

 

Escudo de Marroquín de Montehermoso.

 

Armas

 

24.- Según Vicente de Cadenas, los de Montehermoso lucen otras armas que son:

 

De plata un áncora de navío de sable. Bordura componada de 8 piezas, 4 de gules con aspa de oro y otras cuatro de plata con estrella de azur.

Pertenecientes a la casa matriz de Salcedo-Ayala, que tenía su sede en la torre de Arangoiti y posteriormente en el Castillo de Quexana (Álava), existían otros dos escudos que probablemente fueran portados en ocasiones por los caballeros de Montehermoso por descender éstos directamente de aquel linaje vizcaino-alavés. El primero,- y al parecer el más antiguo de los llevados por Salcedos originales- era el siguiente: en campo de plata dos sauces de sinople sobre un río -el Salcedón o Cadagua- representado por ondas de azur y plata. El otro, variación del que acabamos de describir era: en campo del mismo metal, un sauce de sinople, y brochante a él, un escudete de oro con las cinco panelas de sinople puestas en sotuer ( éste último era el escudo personal de Rodrigo Sanz de Salcedo, tío del primer Marroquín). Las ondas de azur y plata dispuestas de igual forma que en el anterior. Con posterioridad a la toma de Baeza, se representó este escudo con bordura de gules y las ocho aspas de oro.

 

Otra piedra heráldica, que quizás no pudiera ser catalogada como escudo de armas, pero que por su interés incluyo en este trabajo, es la que parece corresponder al Obispo de Guatemala: D. Francisco Marroquín y Hurtado, y que describe María Pilar Llama en su estudio heráldico sobre el Real Valle de Guriezo; "....el escudo, de forma angular, está rematado por una especie de pirámide que recuerda una mitra episcopal. Presenta en campo partido:

1ª cabeza. que podría ser de indio, con un gran gorro picudo.
2ª una mano que sujeta dos llaves" .

 

El mismo prelado también tenía como escudo personal el siguiente:cuartelado en cruz; luce en el primer cuadrante y en campo de gules un castillo de oro mazonado de sable, en el segundo y en campo de oro (¿plata?) dos dragantes de sinople engolados con una banda de gules, en el tercero un caliz arzobispal de oro sobre fondo de azur y en el cuarto, en plata, un león rampante de púrpura . Precisamente es este el escudo de la prestigiosa Universidad Francisco Marroquín de Guatemala.

 

Los Salcedos actuales, que proceden en su práctica totalidad, aunque en mayor o menor medida del linaje de Marroquín, pues o bien son descendientes de María Sánchez Marroquín de Salcedo, o bien son descendientes de otros Marroquines del Valle de Salcedo, Sámano y de Álava (Luyando) que abandonaron el apellido Marroquín para recuperar el original, también ostentan como escudos los numeros 1, 16 y 20.

Los Muñatones, aunque en tiempos enconados enemigos de los Marroquines, son también descendientes de ellos, al descender por línea directa de Pedro Sánchez Marroquín de Muñatones -segundo hijo de Sancho Ortiz Marroquín de Montehermoso-. Su escudo, con fondo de gules, está compuesto por diez panelas de plata dispuestas en tres palos de tres más una en la punta .

 

Los Trebuesto, linaje guriezano del bando de Marroquín y que parece tener su origen en un descendiente de la torre Marroquina, tenían como escudo una variación del de la familia en el valle: partido, cinco panelas de gules sobre fondo de oro en la primera partición y sobre igual metal un árbol raigado y atado a él por una cadena de oro un león en su color. Curiosamente, la última persona en llevar el apellido: Mercedes de Trebuesto, vendió sus bienes en Guriezo a Juan Marroquín de San Martín, vecino de Bilbao en 1856.

 

Mencionaremos, para terminar, que los Lacabex o Lacabeg con solar en la torre del mismo nombre sita en el barrio de La Quadra de Güeñes y que eran descendientes de Teresa Marroquín de Montehermoso y de Juan de Lacabex , perteneciendo por tanto al bando de los Marroquines, tenían por armas las siguientes:

 

- De oro, un árbol de sinople acompañado de cinco panelas de gules.(variación del 20)


- De azur, una cruz doble - patriarcal -, de plata.

Marroquín 25

 

Escudo de Marroquín, de Astoriza.

 

Armas

 

"Los (Marroquín) de Astoriza: En campo de oro, tres espadas de su color puestas en faja, con las puntas hacia arriba"