Contacto

Use nuestro formulario de contacto para cualquier tipo de consulta o visite nuestros foros.

Nuestro sitio

¿Desea conocer mejor nuestro sitio?

No somos una página comercial y por lo tanto, no hacemos negocio alguno con ella, tampoco hacemos investigaciones a título particular ni heráldicas ni genealógicas.

En redes sociales :

Haedo - Heros

Haedo, Ahedo, Aedo

 

Vasco.

Se le puede encontrar también con las grafías Aedo y Haedo. Algunos genealogistas sostienen que este linaje procede del caballero García de Aedo, que acompañó en sus luchas a D. Pelayo; mientras otros mantienen que desciende de D. Heduo, duque de Cantabria, que fundó su solar en el valle de Carranza (Vizcaya). Lo que está fuera de toda duda es que el solar más antiguo de este linaje radicó en dicho valle, de donde pasaron a las villas de Valmaseda y Carranza (Vizcaya). D. Pero Pérez de Ahedo, natural del valle de Carranza, fue caballero de la Orden de la Espuela Dorada en 1168, a la que también perteneció su descendiente D. Rodrigo López de Haedo, durante el reinado de Alfonso X "el Sabio".

 

Armas

 

De oro, una encina de sinople sobre ondas de agua de azur y plata, acostado de dos jabalíes de sable empinados a su tronco, uno a cada lado.

Harguindey, Harguindegy, Harguindegui o Arguindegui

 

Originario de la localidad de Iholdy en el departamento de los Pirineos Atlánticos (Francia) desde donde pasó a Guipúzcoa a comienzos del siglo IXX, en las personas de tres hermanos apellidados Argindegi del que se derivó Harguindeguy, españolizándose su grafía en Harguindey, Harguindegui o Arguindegui.
En eusquera significa: Argin=cantero; degi=casa, "Casa del cantero", según otros, junto con "Deguy" (lugar), su significado sería "Lugar de la casa del cantero"

Según el tratadista Vicente de Cárdenas, los Harguindey, que radicaron en Madrid, portan como armas:

 

Armas

 

1.- En campo de oro, sembrado de flores de lis, de azur.

2.- Los Arguindegui, más comunes con esta grafía en América latina traen:

En campo de azur, tres fajas de oro, acompañadas en los huecos del campo del escudo por diez estrellas también de oro, colocadas en fajas de 3,3,3 y 1 en punta.

Haro

 

Vascuence

Propio de los Señores de Vizcaya, que tiene como tronco comprobado a D. Diego López de Haro "el Blanco", VIII Señor de Vizcaya, de Haro, Álava, Nájera, Buradón y Grañón.

 

Armas

 

De plata, dos lobos pasantes de sable puestos en palo y cebados con un cordero; en orla cuatro piezas (pedazos) de cadena de azur. Bordura de plata con armiños de sable y leones de púrpura, alternando.

Hasparren, Azparren

 

Linaje de origen navarro.

 

Armas

 

En campo de azur, una cruz ancorada de oro, cargada con una panela de gules.

Haya

 

Sin referencias documentales sobre sus orígenes.

 

Armas

 

En campo de sinople, un haya al natural y un lobo de sable andante al pie del tronco; a cada lado del árbol, una caldera de sable.

Hebrero

 

Sin referencias documentales sobre sus orígenes.

 

Armas

 

En campo de gules, cinco castillos de oro puestos en sotuer. Bordura de plata con ocho calderas de sable.

Helguera

 

Apellido de origen castellano.

 

Armas

 

1.- En campo de plata, un león rampante de sable.

2.- Otros llevan: En campo de plata, un león rampante de sable. Bordura plena de azur.

Henao

 

Apellido de origen belga que llegó a España bajo el reinado de Carlos I. Es la versión española del nombre del solar nativo Hainaut.

 

Armas

 

En campo de gules una torre de plata y dos escaleras de oro a los lados, apoyadas en las almenas; bordura de sinople con ocho aspas de oro.

Henche

 

Castellano.

 

Armas

 

Partido, 1º de sinople lleno; y 2º de gules, brochante sobre el todo, una faja de oro.

Henríquez, Enríquez

 

Apellido patronímico, derivado del nombre propio de Enrique, por lo que, como en todos los de su clase, no tienen relación alguna entre sí las diversas ramas que lo ostentan.

Los Enríquez de Navarra proceden del Infante D. Enrique, tutor de D. Fernando IV, "el Emplazado"; los de Castilla, del maestre de Santiago D. Fabrique, hijo de D. Alfonso XI, esta misma ascendencia tienen los Enríquez de Almansa. Los Enríquez de Guzmán, Enríquez de Ribera y Enríquez de Noroña, todas estas ramas, y otras de los Enríquez, probaron su nobleza, en diferentes épocas, en las diferentes Órdenes Militares.

Alfonso I Enríquez, de nacionalidad portuguesa (1111-1185), fue hijo de Enrique de Borgoña y de Teresa de Castilla; accedió al trono portugués en 1139 tras vencer a los musulmanes en la batalla de Ourique, siendo reconocido por las Cortes de Lamego en 1142 y por el emperador Alfonso VII. Un año más tarde. Conquistó y anexionó las ciudades de Lisboa (1147) y Évora (1169). Se enfrentó al reino de León, cayendo prisionero tras el sitio de Badajoz y siendo obligado a devolver a Fernando II los territorios conquistados. Tomó grandes extensiones a los musulmanes, a quienes venció en la batalla de Santarem (1184).

Para algunos, este linaje viene de una Casa Real, y lo comentan de la siguiente forma: "Se trata del Infante D. Enrique, hijo del rey Fernando III, "el Santo". Se cuenta que, perseguido por su hermano, el rey Alfonso X "el Sabio", y habiendo solicitado asilo al rey D. Jaime II, de Aragón, este se lo negó por ser suegro de D. Alfonso, por lo cual, al Infante, no le quedó más remedio que pasar a África donde fue muy bien recibido por el rey de Túnez que estaba en guerra con algunos pueblos vecinos. Allí, las hazañas y los hechos heroicos del infante D. Enrique, fueron de tal altura que, como siempre suele ocurrir, despertaron la envidia hacia él por los mismos moros a cuyo favor combatía que vieron en él un peligro, sabiendo, la alta estima en que lo tenía su rey. Crueles e implacables enemigos se unieron en contra suya, buscando su perdición por los medios que fuese, con tal de eliminarlo. Contribuía, además, a su forma de proceder, el hecho de que el Infante era cristiano lo que, lógicamente, en unos fanáticos como ellos, fieles seguidores del profeta Mahoma, despertaba, aún más, su odio por infiel. Por tanto, conspiraron en contra suya con tanto ardor y saña que acabaron convenciendo al rey de Túnez que aquel hombre era un peligro y que además, si continuaba protegiéndole, incurriría en las iras del Profeta y de los santones que también se dieron en aconsejar la muerte del infiel. El rey acabó, finalmente, por dar su consentimiento para que el Infante D. Enrique fuera muerto. Pero no deseaban que esta fuera una muerte rápida, sino que querían verlo padecer, por lo que idearon darle un final cruel. Este consistió en soltarle dos fieros leones para que lo despedazaran y como deseaban verlo combatir, le dieron una espada. Fue más que suficiente para que D. Enrique luchara con tanto valor que mató a uno de los leones y el otro huyó amedrentado. Después, como premio a su valentía, el rey de Túnez lo dejó libre para que regresara a su patria, si este era su deseo. Por eso, en memoria de este suceso, el infante puso en sus armas dos leones sin corona, para diferenciarlos de los de León que están coronados".

Se deduce de todo lo que antecede, que nada se consigue para esclarecer el origen del linaje Enríquez o Henríquez con utilizar una leyenda que solo merece ser reproducida a título de curiosidad, y conviene tener en cuenta que el apellido que nos ocupa, muy difundido por España desde tiempos antiguos, tuvo en diversas regiones solares de origen distinto, sin vinculo de procedencia, ni de parentesco entre ellos.

Enrique Enríquez de Mendoza, fue I Conde de Alba de Aliste y Grande de España, título que se le otorgó con fecha 8 de agosto de 1459 (este título lo ostenta en la actualidad Dña. María de la Concepción Martorell y Castillejo). Contaba por ascendencia materna con la nobilísima sangre de los Ayala y Mendoza, emparentado por ella con la más alta nobleza castellana del siglo XV. Por parte paterna, procedía de los reyes de Castilla, ya que era biznieto de Alfonso XI, pero por su abuela paterna tenía sangre judía. Paloma, que así se llamaba, era natural de la Sevillana Guadalcanal y su padre Alonso fue quién tomó el apellido Enríquez, en agradecimiento a su tío Enrique II, que le repuso en sus dignidades. La belleza de la joven Paloma ha sido relatada en las más diversas crónicas. De estos Enríquez, que no han de confundirse con la saga de Salamanca, desciende también Dña. Juana Enríquez de Córdoba, reina de Aragón, madre de Fernando el Católico y prima del segundo conde de Alba de Aliste. Además, varias hijas de D. Alonso Enríquez dejaron descendencia en muchas de las más nobles casas de Castilla.

El VIII duque de Medinaceli, Juan Francisco Tomás de la Cerda y Enríquez (1637-1691), fue nombrado primer ministro por Carlos II a la muerte de D. Juan José de Austria. Inició una política económica de claro carácter reformista, desarrollada a través de la Junta de Comercio y Moneda. La devaluación monetaria que puso en marcha llevó al colapso de precios y al acaparamiento de granos lo que provocó indirectamente diversas bancarrotas. El estallido de motines en varias ciudades y la pésima actuación militar en la guerra con la Francia de Luis XIV -finalizada con la Paz de Basilea de 1684- motivó el abandono del gobierno por parte del duque y la retirada a su casa de Guadalajara donde vivió separado del poder hasta su muerte. El matrimonio de Juan Francisco Tomás con Catalina de Aragón, duquesa de Segorbe, Cardona y Lerma entre otros títulos, motivó el enriquecimiento y engrandecimiento de la casa de Medinaceli, títulos que pasarían a su hijo el IX duque.

 

Armas

 

1.- Los de Castilla: Escudo mantelado: 1º, y 2º, de gules, con un castillo, de oro, aclarado de azur, y el mantel, de plata, con un león rampante, de gules.

2.- Otros de Castilla: Escudo mantelado: 1º, y 2º, de gules, con un castillo, de oro, aclarado de azur, y el mantel, de plata, con un león rampante, de púrpura.

3.- Los de Navarra: Escudo partido: 1º, de gules, con las cadenas de oro de Navarra, y 2º, de plata, con un león rampante, de azur.

4.- Algunos de Cataluña: Escudo cortado: 1º, de plata, con dos leones rampantes, de gules, enfrentados, y 2º, de gules, con un castillo de oro, aclarado de azur.

5.- Otros, según Vicente de Cadenas y Vicent: En campo de oro, una cruz potenzada y repotenzada, de gules.

6.- Los Enríquez de Sevilla traen: Escudo cuartelado en sotuer: 1º, y 4º, de gules, con un castillo de oro, y 2º, y 3º, de plata, con un león rampante de gules. Así las describe también Argote de Molina.

7.- Los Enríquez de Sevilla, de Cádiz y sus líneas, usaron esas mismas armas anteriores, pero en escudo cuartelado en cruz y acrecentado con una bordura de azur cargada en cada uno de sus costados de una llave de oro. Con la inclusión de las llaves, parece que se quiere significar que el fundador de esta familia presenció la entrega que el rey moro hizo de las llaves de la ciudad de Sevilla al monarca Fernando III “el Santo”.

 

Complemento de información de estos linajes por cortesía de blasonari.net

De Hera, De Heras, De la Hera, De las Heras, Hera, Heras, La Hera, Lahera, Las Heras, Lasheras

 

Con las denominaciones de Hera, Heras, de Hera, de Heras, la Hera, las Heras, de la Hera, de las Heras, Lahera y Lasheras este apellido, de origen castellano, se halla muy extendido por España.
Según el "Diccionario de apellidos españoles" el apellido Heras procede del nombre de los lugares y las poblaciones así llamadas que encontramos en España, principalmente de Las Heras (Guadalajara), Heras (Cantabria) y Heras (Cáceres).
En las villas de Berlanga de Roa y Roa (Burgos) también hubo familias apellidadas de las Heras y en la Rioja otra denominada de la Hera, a la que perteneció Fray Juan de la Hera , comendador de la orden de Alcántara 1456.
En Castilla moraron familias de esta apellido en las Villas de Aganzo de Arriba y Aganzo de Abajo, pertenecientes a Alcalá de Henares, asi como también hubo familias de este apellido en Alcalá de Henares.
Según se recoge en el Diccionario de heráldica aragonesa , se documenta la existencia de unos Heras aragoneses, con casa en las poblaciones de Antillón y Zaragoza.
También en Cataluña y Navarra hubo Caballeros con este Apellido.
De Navarra fue Martín Fernández de las Heras, que en el año 1791 compareció ante el tribunal de Navarra, y en el nombre propio y en el de sus hijos Francisco, Pablo y Juana, vecinos todos de Piedramillera, villa del partido judicial de Estella, solicitó que, como sextos nietos de Juan Fernández de las Heras, se les concediesen las mismas regalías y honores que tuvo aquel, lo que se mandó así.
En la ciudad de Frías, del partido judicial de Briviesca (Burgos), y en su barrio llamado de Quintanaseca, hubo otra casa de las Heras. Una línea pasó a la villa de Labastida, del partido judicial de Laguardia (Alava), y a ella pertenecieron Antonio Isidoro de las Heras Iriarte y Eduardo de las Heras Iriarte, Abogado de los Reales Consejos y Alcalde Mayor de Belchite (Zaragoza), hermanos, que en 3 de diciembre de 1777 obtuvieron Real provisión de hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid.
Otra casa de Heras, hubo en el lugar de Heras, del concejo y partido judicial de Medio Cudeyo (Cantabria). De ella fue Tomás de las Heras, que ganó ejecutoria de hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid el 27 de septiembre de 1746. Tuvo una hija que casó con Francisco García Camba y Soria, de los Marqueses de Fuentedepiedra.
Probó su nobleza en las ordenas de Santiago (1680 y 1687) y en la Real Compañía de Guardias Marianas (1773).
Don José Santos de la Hera de la Puente y Balparda fue creado Conde de Valmaseda el 1 de diciembre de 1846.
Doña María Luisa Heras y Mergelina fue creada Condesa de Ballobar en 10 de enero de 1890.
Doña María Joaquina Heras y Margelina fue creada Marquesa de Blegua en 31 de julio de 1890.
Entre los expedientes personales que se conservan en el Archivo general militar de Segovia: Adolfo Heras (infantería, año 1834), Domingo Heras Berberana (infantería, 1834), José Heras Figuerola (intérprete), Francisco Heras Madrueño (guardia civil, 1835), y Federico Heras Soldado (médico, 1898).

 

Armas

 

1.- En campo de oro, dos lobos, de sable, puestos en palo; bordura lisa de gules.
El Caballero de Santiago, Bernardo de Heras, que fue natural de la provincia de Burgos y que se halló en la jura del Príncipe Baltasar, hijo de Felipe IV, en 1646, llevo estas armas en su blasón.
2.- Divisa: “A luchar con valentía y altivez”, puestas en letras de azur sobre un volante de oro.
Estas mismas armas traen los Hera, según Vicente de Cadenas.

3.- Otros Hera, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, un muro de plata, y en la parte superior, un lucero de oro, de ocho rayos.

4.- Los Hera de la Rioja traen este otro: En campo azur nueve bezantes de oro y bordura de este metal con ocho sotuer de azur.

5.- Las utilizadas por los Heras aragoneses con casa en Antillón y Zaragoza son, en campo de oro, dos perros de sable.

6.- Los Hera, radicados en Cataluña: En oro, una perla, de gules, acompañada en jefe de una cruz, de azur.

7.- Los Heras, según Vicente de Cadenas, traen: En sinople, dos águilas de oro, puestas en palo.

8.- Los Heras, originarios de Gajano: En oro, un león rampante, de gules, coronado de oro y con su mano diestra sosteniendo una espada, de plata.

9.- Los Heras, radicados en Castilla y Andalucía: En plata, cinco espigas, de sinople, puestas tres y dos, en faja.

10.- De las Heras, vecino de Saludes: En sinople, dos cabezas de mujer, al natural, puestas en faja.

11.- Otros Hera, según Vicente de Cadenas, traen: En plata, una loba de sable, amamantando a un lobezno del mismo color.

12.- La Nobleza Executoria de Navarra describe así las armas de los de las Heras de dicha región:”Son cuatro cuarteles: en el primero, un árbol y en su extremo superior un ave; en el segundo, doce calderas; en el tercero, otras doce; en el cuarto, cinco bandas encarnadas, y alrededor de él, por orla, ocho aspas.”

13.- Los de las Heras, radicados en Madrid, La Coruña y Guatemala: En sinople, dos trillos, de oro.

 

Complemento de información de estos linajes por cortesía de blasonari.net

 

Bibliografía:

Diccionario Heráldico y Genealógico de Apellidos Españoles y Americanos de Alberto y Arturo García Carraffa. El Solar Vasco Navarro de Alberto y Arturo García Carraffa. Diccionario de apellidos españoles de Roberto Faure, María Asunción Ribes y Antonio García. Diccionario de Heráldica aragonesa de Bizén d'o Río Martínez. Nobiliario Español, Diccionario Heráldico de Apellidos Españoles de Julio de Atienza, Barón de Cobos de Belchite. Blasonario de la Consanguinidad ibérica de Vicente de Cadenas y Vicent. Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica de Vicente de Cadenas y Vicent. Diccionario Heráldico y Nobiliario de los Reinos de España, por Fernando González-Dória.

Heredero

 

Linaje originario de Castilla

 

Armas

 

En campo de oro, cuatro palos de gules.

Heredia

 

Linaje vasco, del lugar de su nombre, en el ayuntamiento de Barrundia, partido judicial de Vitoria (Álava), de donde pasó a Aragón y Navarra.

Probó repetidas veces su nobleza en las Órdenes de Santiago, Calatrava, Alcántara, Carlos III y de Malta (S. Juan de Jerusalem), y en la real Compañía de Guardias Marinas.

 

Armas

 

De gules, cinco torres almenadas de oro puestas en sotuer. Lema: "Pro legem et regem si morimur vivimus".

Hergueta

 

Originario de Navarra.

 

Armas

 

En gules, un águila de plata, surmontada de un vuelo, de oro.

 

Bibliografía

Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica
Don Vicente de Cadenas y Vicent
Tomo II
Madrid 1987

 

Información por cortesía de D. José E. Sánchez y Flores, CaptDNA, complementada por Maverick

Hermida

 

Linaje de origen gallego.

 

Armas

 

1.- En campo de oro, un cabrio de sable.

2.- Otros traen: En campo de sinople, tres panelas de oro, bien ordenadas. Bordura de gules, con ocho cabezas de moro, en su color.

Hermosa, Hermoso

 

Castellano, del lugar de su nombre, en el ayuntamiento de Medio Cudeyo, partido judicial de Santoña (Santander).

 

Armas

 

1.- Cuartelado, 1º de sinople, una piña de oro; 2º y 3º de plata, dos lobos andantes de sable puestos en palo; y 4º de gules un castillo de oro. Bordura general de azur con cinco flores de lis de oro.

2.- Los Condes de Torrehermosa (título concedido el 29 de Abril de 1706 a Don Francisco Hermosa y Revilla, caballero de la Orden de Calatrava) traen: Cuartelado, 1º y 4º de oro, un árbol de sinople; y 2º y 3º de plata, un lobo andante de sable. Bordura de gules con ocho aspas de oro.

3.- Los marqueses de Grimaldo traen por su apellido Hermosa: De oro, seis roeles de gules puestos en dos palos.

Hermosilla

 

Castellano, de la villa de su nombre, en el partido judicial de Briviesca (Burgos). Una rama pasó a Andalucía.

 

Armas

 

1.- De gules, una banda de oro engolada de dragantes de sinople, acompañada de dos veneras de plata, una a cada lado.

2.- Otros traen: En campo de plata, cinco burelas, de gules.

3.- Otros traen: Cuartelado, 1º y 4º de azur, tres flores de lis de oro bien ordenadas; y 2º y 3º de gules, seis veneras de oro puestas en dos palos.

Hermoso de Mendoza

 

inajes Hermoso y Mendoza en las personas de María Hermoso y Pedro Mendoza, a partir de cuyo matrimonio sus descendientes tomaron el apellido Hermoso de Mendoza. Ramas de este apellido pasaron a Arellano, Bearin y Urbiola, donde crearon nuevas casas solariegas con su escudo de armas.

 

Armas

 

Cuartelado, 1º cinco panelas; 2º una banda engolada de dragantes cargada con un escudete cargado a su vez con un árbol y la salutación evangélica AVE MARIA, acompañada en lo alto de un creciente ranversado y en lo bajo de una estrella; 3º dos crecientes jaquelados, y la punta jaquelada; y 4º un arco con su flecha surmontado de dos calderas.

(Ignoramos los esmaltes).

Hernáez

 

Linaje originario de Castiila, de la provincia de Logroño

 

Armas

 

1.- En campo de gules, tres puntas de lanza bien ordenadas.

2.- Los originarios de Bañares, también en la provincia de Logroño, traen: En campo de gules, una cruz flordelisada de oro.

Hernán

 

Linaje aragonés.

 

Armas

 

De plata, una banda de sinople engolada de dragantes de oro, perfilados de gules.

Hernández

 

Apellido patronímico derivado del nombre propio de Hernando. Muy extendido por toda España y América, sin que todas las ramas de este linaje tengan un origen común.

Nos concretamos, por tanto en esta información, a recoger con la debida separación algunas de las numerosas familias del apellido Hernández que ofrecen pruebas de su hidalguía.

Hubo antiguas y diversas casas de Hernández, una de ellas en Calahorra en La Rioja, y de ella fue, Amador Hernández y Jiménez, que el 20 de Septiembre de 1536 obtuvo en la Real Chancillería de Valladolid ejecutoria de nobleza.

Otra radico en la villa de Manjarrés, del partido judicial de Nájera, y a ella perteneció, Diego Fernández y Hernández, que en unión de su hermano, Martín, obtuvo ejecutoria de nobleza en la Real Chancillería de Valladolid, el 22 de Diciembre de 1582.

Hubo una casa en la villa de Cornago del partido judicial del Río Alhama, y descendientes de ella fueron Miguel Antonio Hernández de Huici, y sus hermanos Josefa, Miguel y Juana Hernández de Huici, naturales y vecinos de la villa de Mañero, en Navarra, los cuales, en el año de 1775, comparecieron ente los tribunales de Navarra, solicitando que, como descendientes de la citada casa de Hernández en la villa de Cornago, se les reconociese su nobleza, lo que se mando así.

Algunos Hernández navarros fueron naturales de la villa de Espronceda, en el partido judicial de Estella. En el año 1760 José Hernández de Oroquieta, y sus hijos Joaquín y Rafael Hernández, vecinos y naturales de Luquín, en el mismo partido judicial de Estella, solicitaron ser declarados nobles por los Tribunales de Navarra, como descendientes de la mencionada casa de Espronceda. Obtuvieron sentencia confirmatoria.

Otra casa navarra hubo en el lugar de Meoz, del Ayuntamiento de Lónguida y partido judicial de Aoiz, de la que fue, el Doctor Pedro Hernández y Lara, que probó su infanzonia como descendiente de la citada casa.

Miguel Hernández, hijo del anterior, que hizo voluto a Romanos de Daroca, en la provincia de Zaragoza.

Pedro Hernández Adam, Doctor, que pasó a Zaragoza y obtuvo firma de hidalguía el 4 de Junio de 1649, siendo insaculado.

Además de las líneas que dejamos citadas y que, originarias de la casa navarra de Meoz, se establecieron en Aragón, moro en la ciudad de Zaragoza otra familia Hernández, de la que fue, Juan Hernández Caspe, que probo su infanzonia el 22 de Octubre de 1599, y Jerónimo Hernández Provenzal, que residió en Zaragoza e hizo salva de infanzonía.

También fueron vecinos de Zaragoza los hermanos Juan, Marcos, Agustín, Pedro y Teresa Hernández Salazar, que probaron su hidalguía y alcanzaron ejecutoria el 6 de Octubre de 1651.

Natural de la villa de Orcajo, del partido judicial de Daroca en Zaragoza, fue Pedro Jerónimo Hernández, nacido el 1º de Mayo de 1673, Doctor y Catedrático de Leyes en la Universidad de Huesca, que contrajo matrimonio en Madrid con doña María Suárez, Señora de Utrilla y Camarera de la Reina, y poseyó el mayorazgo que en su lugar de Torrecilla habían instituido los Hernández.

Otra casa aragonesa radico en la villa de Villar de Salz, en el partido judicial de Albarracín en Teruel, y de ella fue, Juan Antonio Hernández Pérez, Caballero de la Orden de Carlos III, con fecha del 21 de Marzo de 1789.

Entre las muchas casas de Hernández que hubo en Castilla la Vieja, aparece citada como muy principal la que radico desde tiempos muy antiguos en el lugar de Yanguas, del partido judicial de Agreda en Soria.

Fue su fundador Rodrigo Hernández, llamado "El Justador", que paso de la Rioja a Castilla con Carlos de Arellano, Señor de Cameros y caso en Yanguas, teniendo veintitrés años de edad. Quedo allí avecindado y murió a los ochenta años. Sirvió al Rey don Juan II de Castilla. Algunos de sus descendientes casaron en la villa de Agreda, donde fundaron casa, mayorazgo y capilla con sepulcros adornados de estatuas y escudos de mármol.

Del solar de Yanguas salió Alonso Hernández, que fue Colegial de San Bartolomé en Salamanca, Catedrático de aquella Universidad, Oidor de la Audiencia de Navarra y Arzobispo de santo Domingo en la Isla Española.

En Castilla de Nueva, fueron también muy numerosas las casas de Hernández. De una establecida en la villa de Torrelaguna (Madrid), fue, El Maestre de Campo Luis Hernández de Paredes, natural de Torrelaguna y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingreso el 15 de Abril de 1654. Y su hijo Luis Ignacio Hernández Lernout, nacido en Farnes, Flandes, de don era su madre, que el 21 de Enero de 1664 vistió él hábito de Santiago.

Otra familia Hernández moro en la villa de Ocaña en Toledo, y a ella pertenecía, José Hernández de Candenas y Osorio, que aunque el apellido Hernández, procedía de su madre, lo antepuso a los apellidos paternos. Residió en Lima (Perú), con el Virrey Conde de la Moncloa, e ingreso en la Orden de Santiago el 14 de Enero de 1704.

En el antiguo reino de Murcia moro otra familia de Hernández en la villa de Fuente Alamo de Murcia, en al partido judicial de Cartagena, y a ella perteneció, Francisco Hernández y Reilo, Caballero Santiaguista desde el 5 de Diciembre de 1695.

A principios del siglo XVI vivía en la ciudad de Granada una familia de moros cristianizada, que adopto el apellido Hernández. Mohamed el Cegrí y su esposa Haxa el Cegrí, fueron padres de, Gonzalo Hernández el Cegrí, que nació en Granada y caso con doña María de Granada, de familia también mora cristianizada (hija de Pedro de Granada el Nojar, Alcaide moro de Almería, y doña Elvira Hernández, llamada antes Vedia, y fue su hijo Luis Hernández el Cegrí, natural y Veinticuatro de Granada, que vistió él habito de Santiago el año 1539.

Hubo otras casas de Hernández en el lugar de Managa, en Alava, y en la villa de Boca de Huérgano, del partido judicial de Riaño, en la provincia de León.

En la República de Chile se avecindo en 1541, García Hernández, español, que fue Regidor de la ciudad de Santiago de Chile en 1558, y contrajo matrimonio con doña Isabel García, hija de Diego García de Cáceres, celebre conquistador español y compañero de Pedro de Valdivia.

 

Armas

 

1.- Los de Aragón, traen: Escudo partido: 1º, en campo de gules, un león rampante, de oro; y 2º, en campo de plata, dos fajas de veros.

2.- Los de Castilla, traen: Escudo partido: 1º, en campo de gules, tres castillos, de plata, bien ordenados; y 2º, en campo de azur, tres flores de lis, de oro, bien ordenadas.

3.- Otros de Castilla, traen: En campo de sinople, una torre, de oro, acostada de dos leones, del mismo metal; de las almenas de la torre sale un brazo armado, de plata, empuñando una espada desnuda; bordura de gules con ocho estrellas, de oro.

4.- Otros traen: En campo de sinople, una villa, de oro.

5.- Radicado en Armanza de Cameros (Logroño) y extendidos a Logroño, Burgos y Vitoria, traen: En campo de sinople, tres bandas de oro; bordura de oro con ocho cabezas de moro sangrantes.

6.- Otros traen: Escudo cuartelado: 1º, en campo de plata, una cruz, de gules, 2º y 3º, en campo de azur, cinco veneras, de oro, puestas en sotuer, y 4º en campo de plata, una lanza, de sable.

7.- Radicado en Logroño y extendido a Madrid y Jaén, traen: En campo de gules, un castillo, de oro, almenado, aclarado de gules y mazonado de sable, adiestrado de tres puntas de lanza, puestas en palo.

8.- Otros radicados en San Antonio de los Baños, La Habana (Cuba), traen: En campo de azur, cinco flores de lis, de oro, puestas en sotuer; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.

9.- Los radicados en Galicia, pasado a Canarias y a las Indias, traen: En campo de gules, tres aspas, de oro, bien ordenadas.

10.- Otros traen: En campo de plata, dos calderas, de sable, puestas en faja.

11.- Otros traen: En campo de oro, cinco árboles, de sinople, arrancados y puestos en sotuer.

12.- Los de la casa de Munaga, en Álava, traen: Escudo cuartelado en sotuer: 1º, en campo de gules, un castillo, de oro, 2º y 3º, en campo de azur, cinco estrellas, de oro, puestas en sotuer; y 4º, en campo de plata, un águila de sable.

13.- Los de León, traen: En campo de plata, cuatro fajas, de gules.

14.- Otros, originarios de Vilanova (Portugal), pasados a la Florida (EE.UU.) en 1768 y a Matanzas (Cuba) en 1820, radicado en Miami, Valencia (Venezuela) y Charlotte, Carolina del Norte, traen: En campo de sinople, una torre, de oro, acostado de dos leones del mismo metal; de las almenas de la torre sale un brazo armado, de plata, empuñando una espada desnuda; bordura de gules con ocho estrellas de plata.

15.- Otros traen: En campo de oro, un águila, de sable, coronada de gules.

16.- Otros traen: En campo de oro, un casco de plata, perfilado de sable, con plumas de colores.

17.- La casa de la villa de Manjarres, trae: En campo de plata, un pino de sinople, y atravesado al tronco, un lobo de su color, lampasado de gules; bordura de gules, con ocho sotueres, de oro.

18.- Otros traen: En campo de oro, cinco panelas, de sable, goteando sangre y puestas en sotuer.

19.- Otros traen: En campo de oro, tres fajas, de gules.

20.- Otros, radicados en Güimar (Tenerife) y Santa Cruz de Tenerife, traen: Escudo cortado: 1º, en campo de azur, tres flores de lis; bordura de gules, con ocho aspas, de oro y 2º, en campo de azur, una cruz, a todo trance, acompañada en cada hueco, por una flor de lis, de plata.

21.- El Emperador D. Carlos I concedió, por privilegio dado en Valladolid a 4 de abril de 1542, el siguiente escudo de armas a D. Diego Hernández vecino de Arequipa: En campo de gules, un peñasco, al natural, sumado de una torre, de oro y plata; bordura de azur, con ocho estrellas, de oro.

22.- El mismo Emperador concedió, por privilegio dado en Valladolid a 8 de junio de 1538, el siguiente escudo de armas a D. Gonzalo Hernández, regidor de la villa de Santo Espíritu (Nueva España): En campo de azur, un castillo de oro sobre ondas de azur y plata, superado de una estrella, de oro; bordura de oro, con cuatro rosas de gules, con hojas de sinople.

23.- Otros, radicados en Requena (Valencia), traen: En campo de gules, un ciervo pasante, de oro.

24.- Otros, radicados en Guadalupe y Guanajuato (México), traen: En campo de plata, una banda, de gules.

25.- Otros, originarios de Almendralejo (Badajoz), radicados en Veracruz (México), traen: En campo de plata, un olmo, de sinople, arrancado y frutado de oro.

26.- Otros, radicados en West Hartford (Estados Unidos), traen: Escudo partido: 1º, en gules, una torre, de oro, almenada y aclarada de plata, terrasada de sinople y cargada la terrasa de un cordero, de plata, echado sobre un libro, de gules, con cantos de oro y del que penden siete sellos, de plata, con cintas rojas, y el cordero con una bandera, de gules, cargada de una cruz blanca; bordura de azur, con siete estrellas, de oro, y 2º, losanjado de oro y gules, cargado de un escusón, de oro, con un faja, de gules, cargada de un león leopardado, de plata, acompañado en el jefe de dos lises, de azur, y en punta de tres hojas de arce, en sinople, saliendo de un tronco en su color.

 

Complemento de información de estos linajes por cortesía de blasonari.net

Hernández de León

 

Su origen lo tuvo en Toribio Hernández, noble godo que se halló en la elección del infante D. Pelayo en el año 718.

Asistió con sus tres hijos a la batalla de Covadonga y a ganar la ciudad de León, lo que motivó que añadiera a su apellido "de León". En el año de 722, en cuyas conquistas y otras batallas que consiguieron los cristianos de los agarenos, mostraron tanto valor y acierto que aquel príncipe los creó infanzones. A este linaje perteneció Hernando Hernández, quien fundó casa solar infanzona en el Valle de Valdivieso, en las montañas de Burgos, de donde salió este ínclito héroe en 1028 con el carácter de diputado cuyo soberano D. Bermudo III lo nombró copero mayor. Casó con una hija del conde Gómez de Gomar, de quien tuvo prolongada sucesión y dimanaron muchas y esclarecidas casas. Una rama pasó a Navarra, siendo miembro de ella D. Miguel Hernández, alcalde de la Real Corte de este Reino por sentencia del año 1775.

 

Armas

 

En campo de plata, un león de gules. Bordura de gules con ocho aspas de oro.

Hernández de Luna

 

Castellano.

 

Armas

 

En campo de azur, una lanza de plata acompañada de un jabalí del mismo metal y de un lobo de sable.

Hernando

 

Patronímico de su nombre.

 

Armas

 

1.- En campo de azur, cinco flores de lis de oro puestas en sotuer.

2.- Otros traen: De plata, un roble de sinople y delante del tronco un león al natural y a sus pies un lobo de sable rendido. En campo de azur, cinco flores de lis de oro puestas en sotuer.

Heros

 

Vascuence, del barrio del Molinar de Carranza, concejo de Carranza y partido judicial de Valmaseda (Vizcaya). De esa casa, descendieron Juan Francisco de los Heros y la Herrán, natural del Molinar de Carranza, y caballero de la Orden de Carlos III. Se le concedió licencia y facultad para hacer uso libre del título que poseía de conde de Montarco de la Peña de Badija. También desciende de dicha casa, su hermano Nicolás de los Heros y la Herrán, natural del Molinar de Carranza y Caballero de la misma Orden que su hermano. De esta familia fue el el político y escritor Martín de los Heros, nacido en Manzaneda de la Sierra (Valle de Carranza) en 1783.

 

Armas

 

En campo de plata, una banda de gules. Bordura de gules, con ocho sotueres de plata.