Contacto

Use nuestro formulario de contacto para cualquier tipo de consulta o visite nuestros foros.

Nuestro sitio

¿Desea conocer mejor nuestro sitio?

No somos una página comercial y por lo tanto, no hacemos negocio alguno con ella, tampoco hacemos investigaciones a título particular ni heráldicas ni genealógicas.

En redes sociales :

Garaunaga - Garrido

Garaunaga

 

Linaje de origen vasco.

 

Armas

 

Usa escudo partido, 1º de azur, seis palos de oro; y 2º de sinople, una torre de oro acostada de dos leones de gules empinados a sus muros y surmontados de una estrella y de un creciente de plata.

Garavilla

 

Linaje originario de Castilla

 

Armas

 

En campo de oro, cinco pares de abarcas, jaqueladas de oro y sable. A modo de orla, una cadena también de sable.

Garavito

 

Castellano, de las montañas de Santander.

 

Armas

 

Escudo partido, 1º de gules, una cruz hueca y floreteada de oro; y 2º de plata, un león rampante de gules.

Garay

 

Este apellido se haya profusamente extendido por Vizcaya, donde hay una anteiglesia y tres lugares del mismo nombre.

Algunos autores señalan como tronco y origen de una de las familias así apellidadas a Lope Ochoa de Avellaneda, que construyó en la villa de Sopuerta, del partido judicial de Balmaseda, la torre y solar de Garay, durante el tiempo en que fue Prestamero del Señorío. Contrajo matrimonio con doña Juana Pérez de Muñatones, de la que tuvo varios hijos. El tercero de éstos continuó viviendo en el solar fundado en Sopuerta por su padre, donde dejó descendencia con el apellido Garay.

Otra casa hubo en Galdames, del mismo partido de Balmaseda, de la que fue José Garay de la Sota y del Castaño, Contador honorario de los Ejércitos y Caballero de la Orden de Carlos III, en la que ingresó el 26 de Noviembre de 1834. En 30 de Diciembre de 1829, obtuvo Real provisión de hidalguía en la Chancillería de Valladolid .

Otra radicó en el lugar de Avellaneda, del Ayuntamiento de Sopuerta, y otra en el valle de Gordejuela.

Además de esas casas de Garay, hubo otras muchas en Vizcaya, siendo las más principales las siguientes:

Una muy antigua, sita en el término de la anteiglesia de Zenarruza, del partido judicial de Markina; otra, dimanada de la anterior, en la propia villa de Markina; otras dos en las villas de Lekeitio y de Guerrikaiz, ambas del partido judicial de Markina; otra armera y de gran antigüedad en el término y jurisdicción de la anteiglesia de Amorebieta, del partido de Durango, y que se denominó de Garay Zubiaur; otra en el barrio de Etxano, del mismo partido; cuatro en las anteiglesias de San Miguel de Garay, de Berriz, de Abadiano y de Mañaria, que pertenecen igualmente al partido judicial de Durango; dos en las villas de Bakio y de Bermeo, del partido de Gernika; otra en la villa de Gernika, y otra más en la villa de Bilbao.

También hubo casas de Garay en Gipuzcoa, Álava y Navarra.

Una de Guipúzcoa radicó en la anteiglesia de Galarza, del valle de Leniz y partido judicial de Bergara. Una de Álava estuvo sita en el lugar de Unzella y otra en el lugar de Uribarri, ambos del valle y Ayuntamiento de Aramaiona y partido judicial de Gasteiz. De las casas de Garay, en Navarra, citaremos las fundadas en el valle de Lana, del partido judicial de Estella, y en la ciudad de Tudela.

Esta última existía ya en el siglo XIII, pues Mosén Jaime Febrer dice en sus "Trovas" que desde la ciudad de Tudela, en Navarra, pasó a la guerra de Murcia García Garay, acompañado de sus tres hermanos, los cuales, como racionales langostas, talaron los sembrados de todo aquel Reino. Esta acción fue premiada por el Rey don Jaime I de Aragón, dándoles muchos bienes en la ciudad de Orihuela. También el Rey don Alfonso X de Castilla, agradecido sus servicios, les dio muchas posesiones en Lorca.

Se extendió, además, el apellido Garay por Castilla la Vieja, la Rioja, Aragón y Andalucía.

De la casa de Markina procedió, según algún tratadista, una rama que fundó nueva casa en la villa de Villalva de la Losa, del partido judicial de Villarcayo (Burgos), y de la que fue Juan de Garay, fundador de la ciudad de Buenos Aires, el cual, a pesar de haber nacido en la mencionada villa castellana, es llamado siempre en las crónicas el hidalgo vizcaíno, pudiéndose citar, entre otros documentos en que así se le nombra, el despacho de Teniente General Gobernador del Río de la Plata, otorgado por el Adelantado Juan Ortiz de Zarate, el 7 de Junio de 1574

Contrajo matrimonio (según algún autor, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, que había fundado en unión del Capitán Nuño de Chaves), con doña Isabel de Becerra y Mendoza, bautizada en España en la ciudad de Cáceres, hija del Capitán Francisco de Becerra, bautizado en Cáceres, y uno de los jefes de la Armada que llevó a América doña Mencía Calderón en 1550, y de su mujer doña Isabel de Contreras y Mendoza, natural de Medellín, villa española de la provincia de Badajoz, e hija a su vez, de Álvaro Contreras y Carvajal y de su mujer doña Juana Carrillo de Mendoza.

Los Garay de la villa de Gerrikaiz, debieron ser originarios de un barrio llamado Garay. Dicho barrio, que después se llamó Guerrika, tenía una pequeña iglesia denominada de Santa Lucía de Garay, tan antigua, que fue, según Iturriza, una de las primeras de Vizcaya.

Dichos Garay, de la casa de Gerrikaiz, fueron notorios hijosdalgo y se apellidaron Garay Torre, nombre vinculado con la huesa y sepultura de la iglesia parroquial de Santa María, de la mencionada villa de Guerrikaiz, y con la Torre que, según un documento de mediados del siglo XVII, "estaba sita en la casa jusera" de Gerrikaiz.

Entroncaron con la noble familia de Amesti, de Vizcaya.

Con respecto a sus pruebas nobiliarias son diferentes los pleitos de hidalguía ganados por miembros de este linaje.

En la villa de Bilbao obtuvieron Sello Mayor Ignacio y José de Garay y Aranguren, naturales de Abando, en 16 de Agosto de 1793; Juan de Garay y Leaniz, natural de Elorrio y residente en Cádiz, en 6 de Julio de 1736; José de Garay y Respaldiza, natural de Orduña, para ejercer como escribano, en 11 de Marzo de 1754; Juan Antonio de Garai y S onondegi, natural del lugar de Algera, en Castro Urdiales y residente en Trucios, en 4 de Diciembre de 1793, y Marcos de Garay y Urrutia, natural de Urkabustaiz y residente en Bilbao, en 30 de Setiembre de 1689.

También ante el Teniente Corregidor de Balmaseda litigaron por el reconocimiento de su hidalguía diferentes caballeros en 1594, 1687, 1701, 1726, 1750, 1753, 1754, 1771, 1784, 1790, 1802 y 1828.

En el rol oñacino y gamboino se citan a Ferrand de Garay, hijo de Rui Pérez de Muniz, Pero Martínez de Garay, Juan Ortíz de Garay, Fortun Sánchez de Garay y Martín Sanchez de Garay, de Arratia, el último, que firmaron las treguas de Abendaño con Bilbao en 1353; Pero Urtiz y Juan Bueno de Garay, pobladores de Gernika se hallaron en la fundación de esta villa en 1376; otro Pero Urtiz de Garay, fue escudero hijodalgo del valle de Aramaiona, en 1388, intervino en las escrituras relacionadas con la rebelión de los oñatienses contra los Guebara. Años después, en unión de su hijo Juan de Garay y de Rodrigo de Aresola y Fortuño de Aresola, su hermano, todos ellos de Aramaiona, se alzó con la fortaleza y Señorío del valle, entregándoselo a Pedro de Abendaño; Sancho de Garay, fue fiador de Legizamon, en escrituras del año 1392. Martín de Garay, consta como gamboino de Zornotza, quien concurrió al ataque de Arrasate, en 1448, y Pedro Martínez de Garay, fue Regidor de la villa de Bermeo, en 1481.

La antigüedad de este linaje en Guipúzcoa se haya documentada en los siguientes caballeros: Lope Pérez de Garay, hijo de Pero Pérez de Garay, vecino que fue de Tolosa, en 1346; Juan de Garay, descendiente del solar de Leniz, fue vecino de Donostia, en 1566, y Martín Ibáñez de Garay, vecino de Azpeitia, en 1348.

Las Juntas Generales de Guipúzcoa y sus Justicias ordinarias aprobaron los expedientes de hidalguía siguientes: Martín y Francisco de Garay, hermanos, vecinos de Tolosa, en 1676; Francisco de Garay, vecino de Bergara, en 1648; Juan de Garay, vecino de Arrasate, en 1688; Juan Bautista, Antonio Manuel y Francisco de Garay, vecinos de Arrasate, en 1722; Domingo y Martín de Garay, vecinos de Leniz (Eskoriatza), en 1664; Pedro y Domingo de Garay, vecinos también de Leniz, en 1651; Juan de Garay, vecino de Leniz, en 1655; Lázaro de Garay y otros, vecinos del mismo lugar, en 1635, y Sancho de Garay, vecino de Ondarribia, en 1640.

En 1872 y 1873 acudió a las Juntas Generales de Guipúzcoa, celebradas en Tolosa, en calidad de Diputado General Cornelio de Garay.

Probaron su nobleza para ingresar en las Ordenes Militares los siguientes caballeros: Martín de Garay y Garay, natural de Bakio, en Santiago, en 1626; Juan de Garay y Rada, natural de Madrid, en Santiago, en 1629; Juan de Garay, natural de Aguero, en Alcántara, en 1684, y Joaquín Salvador de Garay, en Santiago, en Mayo de 1771.

Igualmente obtuvieron Real provisión de hidalguía en las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada en diferentes épocas.

 

Armas

 

1.- Las casas vizcaínas de Avellaneda, Bermeo y Lekeitio: De gules, con un seto, o prado, cercado de palos de oro, entretejidos de espigas de sinople y oro, y dentro de esta empalizada, un ciervo de oro, con la cabeza vuelta a la siniestra, mirando a un águila de sable, posada en sus lomos y picándole en el lado izquierdo del cuello, del que brotan gotas de sangre.

2.- Según Francisco Lozano, la casa de Bermeo usó también: Cortado: 1º, con cinco panelas de gules, puestas en sotuer, y 2º, de gules, con un lobo de su color natural, lampasado de gules. Omite el color del campo del primer cuartel.

3.- La casa del lugar de Gerrikaiz: Partido: 1º, de gules, con ocho estrellas de plata, puestas en dos palos, y 2º, de sinople, con un hórreo de oro.

4.- La casa de la villa de Amorebieta, denominada de Garay Zubiaur: De azur, con una cruz llana de plata, sobre ondas de agua de azur y plata.

5.- La casa de la villa de Etxano, del partido judicial de Durango: Escudo partido: 1º, de plata, con un roble de sinople, y un lobo de sable al pie del tronco, y 2º, de gules, con una cruz llana de plata.

6.- La casa de la anteiglesia de San Miguel de Garay, del partido judicial de Markina: De oro, con un árbol de sinople, cercada su copa de siete panelas de plata, y dos lobos de sable andantes al pie del tronco. A la siniestra del árbol, una maza de guerra de hierro, puesta en situación de palo. Bordura de gules, con ocho sotueres de oro.

7.- Las casas de la anteiglesia de Berriz y de Abadiano, ambas del partido judicial de Durango, y de la villa de Gernika, debieron tener igual origen y tronco, puesto que las tres traían las mismas siguientes armas: De plata, con una encina de sinople, frutada de oro, y al pie del tronco un lobo de sable, andante, cebado de un cordero de gules. Bordura de plata, con ocho sotueres de gules.

8.- La casa de Bilbao: Escudo partido: 1º, de plata, con una banda de gules, cargada de una flor de lis de oro y acompañada en lo bajo de un árbol de sinople y un jabalí de gules atravesado al tronco, y 2º, de plata, con cinco rosas de gules puestas en sotuer. Bordura general de gules, con ocho flores de lis de oro.

9.- Algunos Garay de Vizcaya, ostentaron escudo cortado: 1º, de sinople, con un castillo de oro, y 2º, de plata, con unas retamas de sinople en forma de sembrado sobre ondas de agua de azur y plata. Bordura de gules con ocho sotueres de oro.

10.- Otros, también en Vizcaya: De gules, con un roble de su color, y dos leones de oro, empinantes al tronco, uno a cada lado.

11.- Otros, en Vizcaya igualmente: En campo de gules, una banda de oro engolada en bocas de dragones del mismo metal y acompañada en lo bajo de un creciente de plata ranversado. Bordura de oro con ocho sotueres de gules.

12.- Los Garay de Galarza y Leniz, en Guipúzcoa, tienen armas parecidas a las de las casas vizcaínas de Avellaneda, Bermeo y Lekeitio, organizadas así: De sinople, con un ciervo de oro comiendo en un campo de trigo espigado y de oro. Bordura cosida, de gules, con ocho sotueres de oro.

13.- Los Garay de la casa del valle de Aramaiona, en Álava, traen: De azur, con dos llaves de oro afrontadas; entre ellas, tres panelas de plata, puestas en palo, y a los lados seis rosas de oro, tres en cada flanco, puestas también en palo. En el jefe tres flores de lis de oro y dos anillos del mismo metal alternando, y puestas las cinco piezas en situación de faja.

14.- La antigua casa de Garay que radicó en la ciudad de Tudela (Navarra), tenía estas armas: De gules, con un león rampante de oro que sostiene con la mano diestra una bandera de plata.
Estas armas, según testimonio de Juan Carlos de Guerra, que recogen otros autores, son las mismas que traía Juan de Garay, fundador de Buenos Aires, e hijo de la casa de Garay de la villa de Villalva de la Losa, en la provincia de Burgos, y de la exacta coincidencia de ambos blasones, es lógico sacar la siguiente conclusión: Que la casa y familia de Garay de Villalva de la Losa (a la que perteneció el famoso conquistador), debió dimanar de la antigua casa del mismo apellido de la ciudad navarra de Tudela, puesto que un hijo tan caracterizado de aquélla, como Juan de Garay, tenía el mismo escudo de ésta, si el aludido testimonio es exacto.
Ya hemos dicho que algún autor afirma que esa casa burgalesa de Villalva de la Losa, se derivó de la casa de Garay de la villa de Markina, en Vizcaya; pero ese criterio que el aludido tratadista expone sucintamente, sin agregar en su apoyo la menor prueba, no se opone a la anterior conclusión, porque la casa de Garay de Markina, pudo tener su origen en la de Tudela, y aunque la casa de Villalva de la Losa procediera de la de Markina, no por esto dejaba de ser originaria de la de Tudela y corresponderle las mismas armas de esta última.
El hecho concreto es que las armas atribuidas (ignoramos con qué fundamento) al fundador de Buenos Aires, son idénticas a las de la noble y pretérita casa de Garay, de Tudela, mucho más antigua que las casas de Markina y de Villalva de la Losa, por lo que es lógico deducir que el primitivo origen y solar de la familia de Juan de Garay estuvo en la repetida ciudad navarra.

15.- Otros, según Vicente de Cadenas: En sinople, un campanario, de oro, acompañado de tres flores de lis, puestas en palo a la diestra.

16.- Otros: En azur, una banda ondeada, de plata y azur, y seis flores de lis, de oro, tres a cada lado de la banda.

17.- Otros: En plata, cinco estrellas de azur, puestas en círculo.

18.- Otros: En sinople, una torre (roque), de oro, puesta sobre ondas de agua de azur y plata, sumada de un brazo, armado y alado, de plata, con una espada de plata, encabada de oro.

19.- Otros: Cuartelado: 1º, en azur, tres flores de lis de oro; 2º, en gules, un brazo armado con una maza de plata puesto en abísmo y acompañado de seis dados de plata con seis puntos de sable en cada uno, puestos tres a cada lado. En la punta de ambos cuarteles, ondas de agua de azur y plata; 3º, en plata, una cruz de Calatrava, surmontada de dos flores de lis de azur, y 4º, en oro, una torre de piedra, y, saliente de ella, un hombre armado con una espada en la diestra.

 

Complemento de información de estos linajes por cortesía de blasonari.net

Garcerán

 

Apellido catalán.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Bernardo de Garcerán, natural de Guadalajara y vecino de Madrid, Capitán, para Familiar, en Toledo, en 1640; y Grancisco Garcerán García, natural de la ciudad de Cartagena (Murcia), para Médico, en Murcia en 1815, y su mujer Nicolasa Fernández Serrano, natural de Murcia.

Pasaron a Cuba, Estados Unidos, México y Puerto Rico.

 

Armas

 

1.- Según Jorge de Montemayor y Juan Baños de Velasco usan: En campo de oro, bordura de gules con ocho aspas de oro.

2.- Otros: En campo de plata, un castillo, de púrpura.

 

Complemento de información de estos linajes por cortesía de blasonari.net

Garcés,
Garcés de Garro,
Garcés de la Mota,
Garcés de los Fayos,
Garcés de Marcilla

 

Apellido, relativamente frecuente y repartido por España, si bien se registra sobre todo en Aragón, Catalunya, Comunidad Valenciana, Madrid, Navarra y Andalucía, procedente del nombre Garcés, derivado del de García, con el significado de “hijo de Garcés”.

Los más antiguos Garcés tuvieron su origen en la villa de Tiarsilla, en el reino de Navarra, de donde se extendió primero a Aragón, Valencia, después a ambas Castillas y luego a Andalucía.

Uno de los primeros Garcés fue Fortún Garcés II, que sucedió a su padre en el trono de Navarra y Sobrarbe, en 885; durante su reinado se unió el viejo reino de Sobrarbe al Condado de Aragón. Más tarde, en 1096, destacó en la batalla de Alcaraz contra los moros el caballero Fortún Garcés, que también se halló en la conquista de la ciudad de Huesca.

A principios del siglo XI don Gimeno Garcés, ricohombre de Aragón, se distinguió al servicio de los reyes don Pedro I, de Aragón y don Alfonso I, del mismo reino. este caballero levantó una mesnada de hombres de guerra a su costa y tomó parte muy activa en la conquista de Barbastro en el año 1101, y en la de Mequinenza en el año 1133. Don Diego Garcés de Marsilla, se distinguió en la batalla de Navas de Tolosa y en memoria de dicho encuentro con los moros, añadió las aspas a su escudo.

En 1130, Ato Garcés, Señor de Barbastro, acompañó a Alfonso I de Aragón a conferenciar con el Conde de Barcelona.

A la conquista de Valencia pasaron algunas ramas desde el Reino de Aragón.

Don Pedro Garcés de Aguilar, Rico-Hombre del Habito de Calatrava, y Sr. de Alcañiz, y don Garci Pérez de Aguilar, Señor de Roda, en la Ribera del Xalón, también Rico hombre, siguieron ambos al Señor Rey Don Jaime el Conquistador, y le sirvieron en las guerras, que ocurrieron en los años 1227.

El Caballero Alfonso Garcés, era descendiente de Fortín Garcés conde de Aragón, vino con gente de su señorío la conquista de Valencia. El rey Don Jaime I le reconoció como pariente, dándole lugar en el Consejo de guerra, por su sagacidad y su valor. Fue premiado con el lugar de Mascarell por sus servicios.

Familias Garcés se asentaron en Borriana (1233-44), Morella (1244-76), Morvedre (1244-76), Ontinyent-Agullent (1248), Alzira (1248-49), Bocairent (1249-56), Gandía (1259-91), Alcoi (1253-64), Cocentaina (1290-95), Oriola (1300-14), València (1354-73), etc.

Probaron los Garcés de las distintas casas su nobleza en las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada, ante la Real Audiencia de Aragón, ante la Corte de Navarra, en las antiguas Órdenes Militares.

En lo que se refiere al Nuevo Mundo, entre aquellos que acompañaron a Pedro de Valdivia en la conquista de Chile, se encontraba Juan Garcés de Saldaña que una vez dominada la resistencia de los araucanos, estableció casa en Santiago fundando familia, de la que tuvo numerosa descendencia.

De la casa Garcés, de Teruel, debió también ser originaria otra familia Garcés de Marcilla, que radico en Castellón y Valencia, que ostentó y ostenta el título de Barón de Andilla y que tiene líneas en Santander, Orense y Camagüey (Cuba).

 

Armas

 

1.- Las primitivas del linaje y los de Jaca, Barbastro, Huesca, La Espuña, Valle de Solana, Besiáns, Naval Sabiñán, Ariza, Daroce, Mediana, traen: En campo de plata, tres fajas de gules.

2.- Las de Diego Garcés de Marcilla que se distinguió en la batalla de Navas de Tolosa, traen: En campo de plata, tres fajas de gules. Bordura de gules con ocho aspas de oro.

3.- Otros: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de azur, garza de plata, y 2º y 3º, de gules, cabrio, de oro.

4.- Los de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) traen: Escudo cuartelado, 1º y 4º de azur, una garza de plata y detrás de su cabeza, una estrella de oro de ocho puntas; y 2º y 3º de plata, un lobo de sable andante, lampasado y armado de gules.

5.- Algunos de Ejea de los Caballeros y los de Navarra y Vizcaya traen sobrepuesto un escusón de oro con una banda de gules por su enlace con los de la Casta. Escudo cuartelado: 1º y 4º, en azur, una garza, de plata y detrás de la cabeza una estrella, de oro, de ocho puntas; y 2º y 3º, de plata, un lobo de sable andante, armado y lampasado, de gules. Escusón de oro, con una banda, de gules.

6.- Los de Teruel traen: De gules, dos grifos de oro.

7.- Otros: En azur, una garza, de oro, acompañada de dos calderas, de plata.

8.- Otros: Fajado de seis piezas, tres de gules y tres de oro.

9.- Los de Barbastro, descendientes de Garci Iñigues usan: En plata, tres bandas, de gules.

10.- Los de Puértolas, documentados en 1384, posteriormente ubicados en las localidades de Giral y Sariñena, otras ramas que se afincaron en Albarracín, Los Fayos, Barbastro y otras familias radicadas en el siglo XVIII en las localidades de Giral, Sariñena, Escuain, Bestué, Santa Justa, Lacort, Fiscal, traen: En azur, una garza, de plata, y siete estrellas de plata en jefe.

11.- Otros: En oro, un jabalí, de sable, al que atacan tres lebreles de su color.

12.- Otros: En oro, tres fajas, de gules. Bordura de gules, con ocho aspas, de oro.

13.- El Caballero Alfonso Garcés, que acompañó al rey Don Jaime I en la conquista de Valencia, traía como blasón imitando al de Aragón: En campo de plata, cuatro palos de gules (sic).

14.- Pedro Garcés de Aguilar, que siguió al Señor Rey Don Jaime el Conquistador, traía: De oro, un águila de su color, ojo y patas de gules, que sostiene con el pico una lanza de gules, con el hierro de plata (sic).

15.- Según Rietstap, los de Aragón traen: En campo de azur, un cisne, de plata, acompañado en jefe de tres estrellas de oro puestas en faja.

16.- Los Garcés, de Marcilla de la casa de la ciudad de Teruel, traen: Escudo cortado; 1º, en azur y en el cantón diestro del jefe, una cruz de plata, de cuyo brazo inferior sale una especie de cola, también de plata, y 2º, en oro tres fajas de gules.

17.- Estas armas las acrecentó Diego Garcés de Marcilla, el célebre «Amante de Teruel», con una bordura de gules cargada de una cadenas de plata, en virtud de la concesión que le hizo el rey de Navarra para colocar las cadenas en el escudo de los Garcés de Marcilla, por haber saltado dicho Diego Garcés el palenque de las cadenas en la batalla de las Navas de Tolosa: Escudo cortado; 1º, en azur y en el cantón diestro del jefe, una cruz de plata, de cuyo brazo inferior sale una especie de cola, también de plata, y 2º, en oro tres fajas de gules. Bordura de gules, con una cadena de plata.

18.- Otros Garcés de Marcilla, traen: En plata, un lambel, de gules.

19.- La rama de Garcés de Marcilla que radicó en la villa de Torrecilla o Torre Alta (Valencia), originaria igualmente de la casa de la ciudad de Teruel, en la que volvieron a morar algunos de sus miembros: En campo de plata tres fajas, de gules, y en el centro del jefe, una cruz azur.

20.- Los Garcés de los Fayos, traen: En oro, tres fajas de de gules. Bordura de gules con ocho aspas de oro, y una segunda bordura de plata, con este lema en letras de sable: «Creedlo, que de Infante viene».

21.- Los Garcés de los Fayos traen: En campo de azur, una nao, de plata con las velas desplegadas.

22.- Los Garcés de la Mota, traen: En campo de oro, tres fajas, de gules.

23.- Los Garcés de Garro, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de plata, tres fajas, de gules, y 2º y 3º, de oro, un árbol de sinople sumado de un pájaro y acompañado de dos estrellas de azur, una a cada lado.

 

Complemento de información de estos linajes por cortesía de blasonari.net

Garcifuentes

 

Navarro.

 

Armas

 

En campo de oro, tres fajas de azur.

Gardata

 

Linaje navarro.

 

Armas

 

Traen en campo de gules, cinco hoces de plata encabadas de oro y puestas en sotuer.

Gardelegui

 

Procede del lugar de Gardelegui, del ayuntamiento de Vitoria (Alava)

 

Armas

 

Cuartelado en sotuer (aspa) 1º y 4º, de azur, con tres bandas de plata cargadas la del centro con tres armiños de sable y de dos las laterales; 2º y 3º, de oro, con dos jabalíes andantes, de sable, armados de plata y puestos en uno sobre el otro.

 

Cortesía de D. Antonio Sánchez desde San Sebastián, Guipúzcoa.

Garibay

 

Noble linaje guipuzcoano, cuyo primitivo solar estuvo en el barrio de Garibay, cercano a la villa de Oñate, del partido judicial de Vergara.

Se extendió por Guipúzcoa, fundando nueva casa en la villa de Mondragón, del mismo partido, y pasó a Burgos, creando otra casa en el Valle de Mena, del partido judicial de Villarcayo. Otra hubo en Medina del Campo (Valladolid).

El solar de Garibay fue de Parientes Mayores y del bando gamboíno.

Dice Juan Carlos Guerra que la genealogía de este linaje fue adulterada por personas poco versadas en paleografía, que interpretando erróneamente las abreviaturas de la ortografía medieval, cometieron muchos errores.

Pedro de Garibay, Señor de la casa de Garibay y Pariente Mayor por los años de 1323, tuvo, entre otros hijos a Sancho Pérez de Garibay, Señor de la casa de Garibay, y padre de García Sánchez de Garibay, Señor de Garibay en los reinados de Enrique II y Juan I.

Descendiente de esta rama fue Lope Ochoa de Aguirre y Garibay, Señor y Pariente Mayor de los palacios de Aguirre y Garibay, tuvo, entre otros hijos a Sancho García de Garigay fue Señor de Garigay en los reinados de Enrique IV y de doña Isabel la Católica.

Esteban de Garibay y Zamalloa, llamado el Príncipe de los cronistas españoles, que nació en Mondragón el 9 de marzo de 1533. Escribió numerosas obras, viajó mucho y la leyenda circundó su persona. Aún se usa mucho la frase: «estar como el alma de Garibay» (era descendiente de García Sánchez de Garibay, nombrado anteriormente).

 

Armas

 

1.- La casa de Oñate: De oro, con un ciervo de su color andante en un trigal de sinople con espigas de oro, sumado de un águila de sable que clava las garras en sus ancas y le pica en el lomo. El ciervo tiene vuelta la cabeza hacia el águila.

2.- Juan Carlos de Guerra da también como propio de la casa de Oñate, este otro escudo que modifica los esmaltes del anterior: De gules, con un ciervo de oro con la cabeza vuelta hacia atrás, andante sobre un trigal de sinople, y un águila volante, también de oro, con las garras en las ancas del ciervo y picándole en el lomo.

3.- El historiador Esteban de Garibay añadió nuevos trofeos a estas armas, para simbolizar los trabajos que le costó la formación de su «Compendio Historial», y así dividió el escudo en cuatro cuarteles: 1º y 4º, las anteriores armas, y 2º y 3º, de oro, con tres bandas de azur cargadas de siete coronas de oro.
Las bandas significan que España, después del Diluvio, fue dominada por sólo tres pueblos los descendientes de Tubal, El Imperio Romano y los Godos.
Las siete coronas simbolizan los siete reinos en que se dividió España durante la época de la reconquista, o sea: León, Castilla, Navarra, Aragón, Portugal, y reinos de Córdoba y Granada, moros.
Este escudo ostenta en su fachada la casa solar de Garibay-Zamalloa, en Mondragón.

4.- El Caballero de Santiago, Juan Gutiérrez de Garibay, de la casa de Medina del Campo, añadió a estas armas una bordura de ondas de agua, con ocho navíos con sus velas.

5.- Otra casa de la villa de Mondragón, ostentó: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de gules, con el ciervo de oro en el trigal de sinople, sumado del águila de oro y con la cabeza vuelta hacia ella; 2º, de plata, con un brazo moviente del flanco siniestro, con armadura de sable y una espada en la mano, y 3º, de gules, con una bandera de plata.

6.- También usó esta misma casa: De oro, con un trigal de sinople con espigas de oro, cercado de estacas y mimbres entretejidos; en el trigal un venado con una cruz en los cuernos y sumado del águila que se ceba en sus ancas, saliendo sangre en las heridas.

7.- Otros En gules, un aspa, de oro, resaltada de una espada, de plata.

 

Complemento de información de estos linajes por cortesía de blasonari.net

Garitano

 

Linaje vasco. De Vergara (Guipúzcoa).

 

Armas

 

Trae en campo de gules, un león rampante de oro. Bordura de oro con seis roeles de gules.

Garizoain

 

Originario de Navarra.

 

Armas

 

En campo de azur, una espada de plata encabada de oro y rodeada de ocho menguantes del mismo metal.

Garramendi

 

Casa solar:
En Iurre (Bizkaia), y en Elorrio (Bizkaia), en 1.668 (actualmente no existe).

Etimología:
Monte de helechos (garao, gara: helecho, y mendi, monte). // Variante de Aramendi, con G protét.

 

Armas

 

1.- Mantelado: 1.º, en plata, una encina de sinople sobre un monte de azur; 2.º, en oro, una banda de sable: 3.º, o manteladura, de gules, con tres chorros de agua de plata, que caen sobre una taza de oro, a cuyo pie hay ondas de agua de azur y plata.

2.- El que ostenta la casa de Iurre: Terciado en palo: 1.º, una encina sobre un montículo; 2.º, una banda, y, debajo de ella, tres chorros de agua cayendo sobre una taza; 3.º, otra encina y dos cabras empinadas a su tronco; en punta, común a los tres cuarteles, ondas de agua.

3.- Otro, según Cadenas y Vicent: en sinople, tres dados, de oro, puestos en faja.

Garres, Garrés

 

Sin referencias documentales sobre sus orígenes.

 

Armas

 

Escudo palado de oro y gules, Cargado con un escusón de gules que lleva una faja de sinople, perfilada de oro.

Garrido

 

Como advertencia preliminar, convendrá informar que Garrido es una voz castellana, que equivale a los calificativos de hermoso, gallardo, lozano, etc. etc. tal y como aparece en la "Crónica General", escrita por orden del rey don Alfonso XI, en la cual se lee que, don Tello Alonso perdió en una batalla hasta doscientos caballeros "garridos " .

Es indudable que el linaje Garrido es uno de los más antiguos de España. Don Antonio de Barahona, acreditado autor genealogista, al que nombra Argote de Molina en su obra "Nobleza de Andalucía", ya lo cita, así como otros muchos autores, en particular Franckenau en "Bibliotheca Hispánica". Barahona tiene fama de genealogista serio, por lo que no es aventurado conceder absoluto crédito a los informes que facilita sobre el linaje Garrido.

Para mayor garantía, habrá que decir que fue sobrino del insigne poeta heráldico don Pedro de Gracia Dei y que escribió un "Nobiliario General", al que tituló "Vergel de la Nobleza" y otro particular dedicado a los linajes de Baeza.

Pues bien, al autor anteriormente citado, escribió sobre don Martín Sánchez de Jodar, chantre de Baeza en el año 1.499, a quien dirigió una epístola sobre los linajes nobles de aquella ciudad y dice: que en la famosa batalla del Salado, que fue en el año 1.340, se encontró cierto hijodalgo llamado de apellido de Dios Ayuda, con siete hijos suyos, y que llevando sus armas ensangrentadas, pasaron por delante del rey don Alfonso XI, quien al verlos le dijo al padre: "Garridos hijos llevas", refiriéndose a la apostura y gallardía de los citados siete hijos, y que de ahí les quedó el apellido. Y se dice también que, el citado rey, para honrarlos, les concedió la orden de la Banda y que desde entonces ha brillado este apellido en la historia de España siendo muchos los varones eminentes que lo han llevado, ilustrado y enaltecido.

Sigue contando, el citado cronista, que merece particular memoria Esteban Garrido, cabo de armas del citado rey Alfonso, por las hazañas que realizó, entre las que merece destacarse el que hallándose solo y rodeado de moros que lo asediaban con sus armas y pareciendo su fin cercano, no fue así, porque en lugar de atemorizarse, dando su muerte por segura, se envalentonó y cargó sobre ellos, matando a dos y abriéndose camino, manteniendo a raya a los que trataban de cercarlo nuevamente, de modo que los sarracenos, atemorizados ante tanta bravura, optaron por dejarlo, retirándose en desorden. Por dicha acción, fue premiado por el rey que le otorgó privilegios para él y sus sucesores. El nieto de este caballero se llamó don Rodrigo Garrido: desde un comienzo unió su destino al de don Enrique de Trastamara, el hermano bastardo del Rey de Castilla, don Pedro I, tomando parte en cuantas batallas riñeron ambos hermanos.

En la batalla de Nájera, perdida por el de Trastamara gracias a la superioridad de las huestes del rey castellano eficazmente apoyadas por las tropas inglesas del Principe Negro, hijo del rey de Inglaterra, en la cual los arqueros británicos causaron el desconcierto en las filas del bastardo, don Rodrigo Garrido, hizo prodigios de valor, lo que no le impidió caer prisionero del rey Pedro I. Sea porque éste se apiadó de él, sea por que no considerase oportuna su, muerte, perdonó su vida y lo que es más extraño, lo dejó en libertad. Apenas se vio libre, don Rodrigo Garrido se apresuró a pasar a Francia uniéndose al de Trastamara que se hallaba ocupado reclutando tropas mercenarias en dicho país para volver sobre Castilla, dado que no se daba por vencido en la lucha contra su hermanastro el rey castellano.

En los campos de Montiel, con ocasión de haber cercado las huestes de Trastamara al rey Pedro y atraído éste que fue, a la trampa preparada por el mercenario francés Beltrán Dugesclin, y en donde halló alevosa muerte Pedro, éste caballero, don Rodrigo Garrido, mostró su disgusto ante su señor, el de Trastamara, alegando que la acción llevada a cabo no era de caballeros y que ni uno solo nacido en España la hubiera llevado a cabo, por lo que él se enjuiciaba inocente de la traición cometida por el francés Dugesclin. A pesar de lo anterior, el de Trastamara, una vez coronado rey no se lo tomó en cuenta y lo tuvo como uno de los principales hijosdalgo de su corte. Más tarde, ya durante el reinado de los Reyes Católicos floreció Sancho Sánchez Garrido que, por los servicios prestados a estos soberanos, fue caballero de la Espuela Dorada.

En la conquista de Granada participó activamente, hasta el punto que tales fueron sus hazañas y muestras de valor dadas en las batallas previas a la ocupación de esta ciudad, que una vez que la misma fue ocupada, los Reyes Católicos premiaron la fidelidad del citado caballero incluyéndole en el repartimiento de tierras, con lo cual entró en posesión de ricas heredades, al tiempo que, por privilegio real, quedaba exento para él y sus sucesores del pago de determinados impuestos, entre ellos aquél que llevaba como título "el de pechar".

En Aragón tuvo también casas solares en Fuendetodos, su dueño Anthon Garrido; en Acered, su dueño Mingo Garrido; en Aranda de Moncayo (todo en Zaragoza), su dueño Joan Garrido, y en Teruel, su dueño Johan Garrido, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

Tuvo casas solares en Cantabria, en Treviño, del condado de Treviño y La Puebla de Arganzón (Burgos), El Bonillo, La Roda y Villapalacios (Albacete), Cabezón de Pisuerga, Cigales, Medina del Campo, Mota del Marqués, Matapozuelos, Nava del Rey, Santovenia de Pisuerga, Siete Iglesias de Trabancos, Tudela de Duero, Valdestillas, Valladolid y Villalón de Campos (Valladolid) y Fermoselle (Zamora), documentadas en el siglo XVI.

En el País Vasco tuvo casas solares en el lugar de Délica, del valle de Arrastaria; en la villa de Estavillo, y en la ciudad de Vitoria (Alava), y en la aldea de Mendeica, de la ciudad de Orduña (Vizcaya), citadas en el siglo XVI.

En Navarra tuvo casa en la ciudad de Corella de la Merindad de Tudela, citada en el siglo XVI. Otra casa radicó en Galicia.

Pasaron a Cuba, Chile, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, Puerto Rico y República Dominicana.

Fueron religiosos de la Orden de Montesa: Francisco Garrido y Collado, natural de Játiva, en Valencia, en 1578, Rector de Albocácer y de Sueca en 1615, fallecido en 1615 (hijo de Francés Garrido y Martínez y de Esperanza Collado y Gaset y nieto paterno de Bartolomé Garrido y de Juana Martínez); y Miguel Garrido y Tortosa, natural de Vallada, en Valencia, en 1648, y Rector de Perpunchent en 1663 (hijo de Miguel Garrido y Nadal y de Josefa Tortosa y Perales y nieto paterno de Miguel Garrido y de Isabel Juan Nadal).

Eduardo Garrido Estrada, Comendador de Isabel la Católica, Caballero de la Orden del Santo Sepulcro, en la que ingresó en 1876.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Juan Garrido, vecino de Antoñana, del concejo de Belmonte de Miranda (Asturias), en 1761; Miguel Garrido, vecino de Cohicillos, en 1796, y Pedro Garrido, vecino de Valladolid, en 1725.

Francisco Garrido y Hoz, bautizado en Cos, del valle de Cabezón (Cantabria), el 27 de Julio de 1757, y vecino de Ibio, del valle de Cabezón, obtuvo Real Provisión de su hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 21 de Mayo de 1808. Era hijo de Juan Garrido y Gutiérrez y de Catalina de Hoz y Pérez, casados en Cos el 25 de Noviembre de 1739, y nieto paterno de Francisco Garrido y de Antonia Gutiérrez.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Agustín Garrido y consortes, vecinos de Pozorrubio (Cuenca), en 1770; Alonso Garrido y consortes, vecinos de Iniesta (Cuenca), en 1590; Antón y Alonso Garrido, vecinos de Baeza (Jaén), en 1543; Diego Garrido, vecino de Puebla de Alcocer (Badajoz), en 1535; Eugenio y Sebastián Garrido, vecinos de Mazarulleque, en 1650; Félix Tomás Garrido, vecino de Sevilla, en 1714; Francisca Garrido, viuda de Francisco José Nuflo, vecina de Castro del Río (Córdoba), en 1801; José Antonio Garrido, vecino de Carmona (Sevilla), en 1765; Juan Garrido, vecino de Albacete, en 1539; Juan Esteban Garrido, vecino de Alcázar del Rey (Cuenca) y Mazarulleque, en 1730; Juan Manuel Garrido, vecino de Montalvo, en 1766; Pedro Ignacio y Rosa Garrido Avila y Durán, vecinos de Alcalá la Real (Jaén), en 1801; Cristóbal Garrido Calmaestre y consortes, vecinos de Martos (Jaén), en 1601; José Joaquín Garrido Cuchillo López de Perona, vecino de Murcia, en 1796; José Garrido y Espiga, vecino de Porcuna (Jaén), en 1816; José Garrido Espiga, vecino de Villardompardo (Jaén), en 1797; Juan Garrido de Luque, vecino de Castro del Río, en 1708; Diego Garrido Martínez, vecino de Martos, en 1803; Diego Garrido y Martínez, vecino de Porcuna, en 1792; Antonio Garrido Maza, vecino de Baeza, en 1587; Juan Francisco y Marcos Alfonso Garrido de Narváez, vecinos de Porcuna, en 1698, y Juan Francisco Garrido de Salcedo y Narváez, vecino de Porcuna, en 1763.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Cristóbal Garrido, natural de Porcuna (Jaén) y vecino de Malagón, y su mujer María de Mera, para Familiar, en Toledo, en 1628; Sebastián Garrido, natural de Albalate y vecino de Alvarez, presbítero, para Comisario, en Toledo, en 1628; José Garrido Alcohola, natural de Sevilla, para Familiar, en Cartagena de Indias, en 1643 y 1676, y su mujer Constanza Pérez del Pilar, natural de Alburquerque (Badajoz); Francisco Javier Garrido Múñico, natural de Los Yébenes (Toledo), presbítero, para Comisario, en la Corte, en 1815; Francisco Garrido Valdés, natural de Cartagena de Indias, para Ministro Oficial, en Lima, en 1769; Juan Garrido de Espinar, natural de Málaga, en Toledo, en 1590; y Tomé Garrido, natural de Jamilena, en Jaén, y vecino de Iznatoraf, en Jaén, para Familiar, en Córdoba (hijo de Tomé Garrido y de María de la O.N., y nieto paterno de Alonso Garrido y de María Sánchez), en 1627, y su mujer Mariana del Alcalde, natural de Torrecampo (Córdoba); Carlos Garrido Cortosa y Gramoge, natural de Vallada (Valencia), soltero, notario, para Familiar, en Valencia, en 1703; Catalina Garrido Benavent García y Moranti, natural de Vallada, para casamiento con José Pastor, Familiar de Benigánim (Valencia), en Valencia, en 1730, hija de Carlos Garrido, Familiar; José Garrido Aparicio Almenara y Martín, natural de Enguera (Valencia), abogado, para Familiar, en Valencia, en 1769, y su mujer Tomasa Marín y Malla, natural de Orihuela; Francisco Antonio Garrido Aparicio Almenara y Marín, natural de Enguera, viudo, para Familiar, en Valencia, en 1770, hermano de Juan Jerónimo Garrido, cura de Pego, notario del Santo Oficio, y de José Garrido, Familiar; Juan Jerónimo Garrido Aparicio Almenara y Marín, natural de Enguera, presbítero, Rector de Beniarda, para Notario, en Valencia, en 1769, y para Calificador, en 1770; Francisco José Garrido López Aparicio y Rico, natural de Enguera, para Familiar soltero, en Valencia (hijo de Francisco Antonio Garrido, Familiar), en 1796; José Vicente Garrido Pastor Valle y Garrido, natural de Vallada, ciudadano, para Familiar y Teniente de Alguacil Mayor, en Valencia, en 1783, y su mujer María Magdalena Cirugeda y Vila, natural de Vallada; y Fray Juan Garrido y Montero, natural de Osuna, en Sevilla, presbítero, religioso mínimo de San Francisco de Paula, Provincial de Granada, lector jubilado, Conventual en Córdoba, para Calificador, en Córdoba (hijo de Juan Garrido y de María Montero y nieto paterno de Juan Garrido y de María de Reina), en 1779.

Pedro y Nicolás Garrido y Enrile, hermanos, nacidos en Cádiz en 1803 y en Sevilla en 1804, respectivamente, ingresaron en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1826. Eran hijos de Pedro Garrido y de María Bárbara Enrile y nietos paternos de Pedro Garrido y de Teresa Espinosa.

 

Armas

 

1.- En campo de oro, una banda de gules, engolada en cabezas de dragones de sinople, y acompañada de dos lobos de sable, uno a cada lado; bordura de gules, con ocho aspas de oro.
Divisa: "Garrido de Dios Ayuda".

2.- Los Garrido de la casa solar de Zaragoza, documentados desde el siglo XVII, traen: En campo de oro, una banda de gules, engolada en cabezas de dragones de sinople, y acompañada de dos lobos de sable, uno a cada lado.

3.- Otros Garrido, traen: En campo de plata, tres bandas de azur; medio partido de azur, con un castillo de oro; cortado de ondas de azur; bordura general de gules.

4.- Los Garrido, radicados en Oviedo, traen: En campo de sinople, dos golondrinas, de plata y sable, volando, puestas en palo.

5.- Los Garrido radicados, en Burgos, traen: En campo de plata, una hebilla, de azur, puesta en faja.?

6.- Los Garrido de Santander, ostentaron: En campo de oro, un sauce de sinople, cargado de cinco panelas de plata, puestas en sotuer. Bordura de gules con ocho sotueres de oro.

7.- Los Garrido de Dios Ayuda, según Ave de Gracia, traen: Escudo cuartelado: 1º, en campo de oro, una banda de azur engolada en bocas de dragones; 2º, en campo de gules, tres fajas de oro; 3º, en campo de plata, un árbol de sinople, y 4º, en campo de oro, dos lobos de sable.
Timbrado el escudo con este mote: "A Garrido Dios Ayuda" en campo de azur y las letras de oro.

 

Complemento de información de estos linajes por cortesía de blasonari.net